Una de las principales preocupaciones de la DGT en los últimos años ha sido reducir el consumo de alcohol y drogas al volante. Es por ello que suele haber un mayor número de controles y cada vez más conductores saben lo que es enfrentarse al drogotest. Aunque todavía hay inconscientes que siguen haciendo caso omiso a las normas y el caso que os traemos hoy es un ejemplo flagrante y muy llamativo de ello.

Hace unos días se montaba un control de la Guardia Civil en el polígono industrial de O Campiño (Pontevedra). El motivo inicial era el de evitar que se produjeran carreras ilegales de coches, hechos que ya habían sucedido en dicha zona en alguna ocasión. Sin embargo, la nota la dió un conductor de 42 años procedente de Vigo al dar positivo en todas las drogas detectables por el test de tráfico. Un caso del que no había muchos precedentes.

Los drogotest de la Guardia Civil son capaces de detectar ‘solamente’ cocaína, opiáceos, anfetaminas, metanfetaminas y THC (cannabis). Pues este imprudente llevaba todas ellas en su organismo. Podría haber ciertas dudas en el cannabis por el motivo que comentamos hace tiempo. De lo que no hay duda es que dicho conductor estaba cometiendo una enorme imprudencia y que tendrá que pagar por ello.

El vehículo que conducía quedó inmovilizado y Guardia Civil le ha denunciado por la incidencia. Esta conducta está considerada como infracción muy grave por la Ley de Seguridad Vial y está castigada con 1.000 euros de multa y la retirada de seis puntos del carnet. Eso por la parte administrativa, pero por la vía penal, el conductor también se enfrenta a una condena de tres a seis meses de prisión, multa de seis a doce meses o trabajos comunitarios de 30 a 90 días y la retirada del carnet de conducir de uno a cuatro años.

Conducir bajo el efecto de las drogas es un problema que cobra importancia en nuestro país. Un ejemplo es que, durante una de las últimas campaña de la DGT en julio de 2017, hubo un 33,5 % de positivos en los controles. Hablamos de 657 casos de las 1.959 pruebas realizadas. Hay que tener en cuenta que los drogotest tienen un mayor coste para el estado y se suelen hacer solo cuando hay signos evidentes. Aún así es una materia a mejorar y que se tiene que ir reduciendo como ha pasado con el alcohol.

Fuente – EFE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta