Hyundai y Kia, las dos marcas dentro del coreano Hyundai Motor Group, se están postulando como pioneras en muchos campos. Decimos eso tras haber visto su tecnología CVVD, un sistema de control de válvulas que controlaba su tiempo de apertura. Ahora presentan otra novedad, el control activo de cambios para híbridos, una tecnología que busca mejorar la eficiencia y que ya está lista para la producción en serie.

El sistema denominado como Active Shift Control (ASC) ha sido creado para monitorizar los cambios de marcha hasta 500 veces por segundo. De esta forma se puede ajustar la velocidad de rotación de la transmisión y mejorar la eficiencia. En consecuencia también se agilizan los cambios, se calcula que la transición entre marchas se puede hacer hasta un 30 % más rápido. Si normalmente el cambio se hace en 500 milisegundos, con el sistema se podría hacer en 350 milisegundos.

A pesar de la mayor velocidad, los coreanos también afirman que la suavidad no será puesta en entredicho. Por no hablar de que esa rapidez se traducirá en un ahorro de combustible significativo y una mayor durabilidad de la transmisión al minimizar la fricción durante el cambio de marcha. Este control activo del cambio de Hyundai y Kia es la primera vez que aparece en el sector, debutará en el Hyundai Sonata híbrido y posteriormente pasará a otros modelos con este tipo de sistema de propulsión.

La idea de Hyundai y Kia es bastante simple y efectiva. Los híbridos convencionales no tienen convertidores de par, ya que ese sistema les haría perder algo de energía y también requeriría un tiempo de cambio más lento. Así que proponen que el pequeño motor eléctrico tome el control de los cambios al aplicar una nueva lógica de software a la unidad de control híbrida (HCU). Esa unidad es la que monitoriza la transmisión gracias a un sensor instalado en el motor eléctrico.

Fuente: Hyundai

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta