Si hay un elemento dentro de los automóviles que no deja de crecer, ese es el de las pantallas. Hpy en día  ya mueve una barbaridad de dinero, 13.400 millones de euros al año y se prevé casi duplicar esa cifra, hasta los 26.700 millones, ya en 2025. Bosch no es ajena a ello y está desarrollando una nueva tecnología que suma imágenes 3D en las pantallas del cuadro de instrumentos.

Se trata de una tecnología 3D pasiva, lo que significa que no será necesario emplear gafas para ver el efecto tridimensional. Tampoco será necesario el seguimiento ocular (mirar desde una posición específica), que es algo necesario en la mayoría de pantallas de tres dimensiones actuales que no obligan a usar gafas. Ambos ingredientes tecnológicos con claves si se quiere llevar esta ida a los automóviles, por razones obvias.

Además del potencial de negocio, es algo que podría ayudar a la seguridad, siempre que mejore la visualización de información relevante por parte del conductor… sin que este deje de mirar a donde debe.

¿Pero es necesario tener efectos visuales 3D en el coche? ¿Habiendo tecnologías como el Head-Up Display? Desde Bosch ofrecen algunas razones convincentes, como el asegurarse de que las alertas realmente cruciales aparezcan de manera llamativa. También que, durante la navegación se muestren represenatciones en 3D de dónde y cuándo girar, evitando mirar el navegador. E incluso servir de apoyo a las cámaras de ayuda al aparcamiento, persentando vistas en 3D para que el conductor se haga una idea más precisa del espacio con el que cuenta.

Desde Bosch aseguran que el simple hecho de mostrar información en un instrumento de visualización de automóviles “es agua pasada. El futuro se basa en la interacción entre los usuarios y las pantallas, y Bosch está preparado para ello”. De hecho, incluso si el coche autónomo se populariza (ya sabemos que no será pronto) este tipo de pantallas inmersivas podrían entretener e informar mejor a los pasajeros mientras son transportados a sus destinos.

Por ahora no hay fecha establecida de cuándo podríamos verlos en un modelo de producción. Lo mejor es estar atento a las novedades de berlinas de representación y SUV premium… pues sin duda serán los modelos que los estrenen y donde este tipo de avances tecnológico marca la diferencia en ventas. Seguro que algún fabricante da el paso cuando vea la tecnología lo suficientemente madura.

Vía: Tech Crunch

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta