Adiós, De tomaso. Según la prensa italiana, la empresa ha entrado en bancarrota. Sin dinero para maniobrar, con grandes deudas con  bancos y su plantilla, a partir de ahora un administrador nombrado por el juez gestionará la mítica compañía.

A partir de ahora ese administrador verá si la empresa puede ser viable o esta situación es el punto y final de la empresa que muchos conocimos con los cromos y álbumes de coches. Fundada en Módena en 1959 por el piloto argentino de origen italiano Alejandro De Tomaso, su fama y reconocimiento al lanzar al mercado, a  finales de los años 60, modelos deportivos, impulsados por mecánicas de origen americano como el Vallelunga, el Mangusta y, sobre todo, el mítico Pantera, que cautivó a los directivos de Ford hasta el punto de que se hicieron con unbuen puñado de acciones de la empresa italina.

De Tomaso Pantera... rosa

A partir de ahí De Tomaso fue poco a poco haciéndose con un imperio. Compró Maserati, Innocenti, a los carroceros Ghia y Vignale, y se hizo con las marcas de motos Benelli y Moto Guzzi. Hasta llegó a la Fórmula 1.

Pero poco a poco, la burbuja se desinfló. A finales de los 80 empezó a vender las empresas que antes había comprado. En 1993 De Tomaso sufrió in infarto que le dejó incapacitado y dejó la gestión de la empresa a su hijo Santiago. Una década después, el 21 de mayo de 2003, moría el fundador de la compañía. Por entonces las cosas habían cambiado mucho. sus herederos no controlaban la empresa, que tuvo que llegar a un acuerdo con la rusa Uaz para fabricar el Simber, un todoterreno, para sobrevivir. Ni por esas. En 2004, Isabel Haskell, viuda de Alejandro de Tomaso, declaró la suspensión de pagos.

Hubo un atisbo de resucitar la marca. Gian Mario Rossignolo, que había sido consejero delegado de Telecom Italia, logró adquirir la marca. Su empuje inicial le llevó a hacerse con la factoría de Pininfarina en Grugliasco y con la de Delphi en Livorno, y obtuvo 19,5 millones de euros en subvenciones de la Unión Europea para formar a sus trabajadores.

De Tomaso Deauville Concept

La idea era crear una nueva gama completa de modelos. Incluía un superdeportivo heredero del Pantera y una berlina deportiva de altas prestaciones, basada en este De Tomaso SLS Concept. El triángulo de salvación lo cerraba el De Tomaso Deauville, que fue presentado como prototipo en el Salón de Ginebra de 2011. Se trataba de un todoterreno que debía competir con el BMW X5 y el Mercedes Clase G,

Pero no contaron ni con la crisis, que obligó a retrasar el lanzamiento, ni con las duras críticas hacia el modelo, que no encajaba con a filosofía histórica de De Tomaso. Sin clientes potenciales que garantizasen una mínima viabilidad económica del proyecto se vieron empujados a vender los derechos de fabricación a una empresa china.

La siguiente noticia sobre De Tomaso la has leido al principio del artículo. Declarado en bancarrota, ahora queda cruzar los dedos para que logre salvarse. De conseguirlo… ¿podría volver a traer al mercado maravillas como el De Tomaso Pantera?

Vía: Diariomotor
Fuente: Motor Authority

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta