Es bastante habitual que siempre llevemos en el coche algunos objetos que puedan ser de ayuda. Siempre hay espacio en la guantera para alguna cosa práctica, mientras que hay otros que vienen y van. Es el caso de la botella de agua, algo imprescindible en la vida de muchas personas y muy recomendable para mantener una correcta hidratación. Sin embargo, no es tan recomendable que este objeto se quede en el coche durante largos periodos de tiempo.

Si eres de los que se deja la botella de agua dentro del coche hay que evitar esta costumbre por el riesgo que conlleva. Incluso si se te ha olvidado durante estos días que el vehículo va a estar parado por el estado de alarma deberías sacarla por precaución. Se ha demostrado que una botella puede causar un incendio dentro del coche. Es un caso extremo pero que podría darse si el vehículo está expuesto al sol y a las altas temperaturas.

Para aquellos incrédulos que no creyesen que se podía llegar a esta situación, un usuario decidió grabar un vídeo que lo corrobora. Se encontró algo de humo en el habitáculo de su vehículo y se dio cuenta de que el sol había hecho efecto lupa con la botella y que había dejado dos pequeños agujeros en la tapicería. Si no se hubiera dado cuenta a tiempo el resultado podría haber sido mucho peor. Los bomberos de Oklahoma confirmaron que dejar la botella en el coche tenía cierto riesgo.

No es demasiado probable que el sol incida de tal forma que la botella actúe como lente y la luz se concentre en un mismo punto (pudiendo alcanzar 400º C de temperatura), pero siempre vale más prevenir que curar. Otros riesgos menores por tener una botella en el coche es que se convierta en un proyectil en caso de accidente si no está bien sujeta. También se ha llegado a decir que beber después de unos días ese agua dentro de la botella de plástico expuesta al sol podía ser perjudicial para el organismo, pero no es algo que se haya probado.

Fuente: Idaho Power

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta