La generación actual del Porsche Panamera deberá pasar por el taller para solventar un problema técnico con la dirección asistida. La firma de Stuttgart llama a sus clientes de este modelo a una revisión masiva para solucionar este problema.

Se trata de un error de software de la centralita encargada de controlar la regulación de la dirección asistida. Con este fallo puede pasar que la centralita mencionada deje de funcionar y los coches se queden sin el sistema de dirección asistida.

La dirección asistida es un sistema mediante el que se reduce la fuerza que ha de efectuar el conductor sobre el volante de un coche para accionar la dirección. “Cuando se giran las ruedas para cambiar la dirección del vehículo aparece una fuerza sobre el neumático que tiende a alinear la dirección de la rueda con la del vehículo. Esta fuerza se debe principalmente a la resistencia del neumático a ser deformado y la posición adelantada del centro de presiones respecto al centro de la rueda”.

Este problema afecta a un total de 74.585 Porsche Panamera, los cuales han sido producidos entre el 21 de marzo de 2016 y el 6 de diciembre de este mismo mes. La reparación a la que se enfrentan estos vehículos es muy sencilla, ya que sólo consiste en la reprogramación de la unidad de control y una actualización de los datos para evitar que el problema pueda volver a producirse.

“Se está contactando a los clientes afectados por escrito y se les pide que asistan a su Centro Porsche lo antes posible. La visita al taller durará alrededor de una hora y es gratuita”, señala la firma alemana.

Este problema está presente en todas las variantes del modelo, puesto que todos ellos comparten la misma unidad de control. Por lo que el Panamera, la versión turbo, GTS y la E-Hybrid deberán pasarse por su centro Porsche más cercano para solventar este problema.

Fuente: Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta