Dejando claro que generalizar es siempre caer en el error, y con el más absoluto respeto para un colectivo que conforma una parte indispensable de la industria de la automoción, en Coches.com llevamos un tiempo dando buena cuenta de lo que podíamos bautizar como anécdotas de taller (1, 2).

Lo último que hemos conocido ha sucedido esta misma semana en el pueblo burgalés de Las Merindades, donde la policía ha llevado a cabo la detención del propietario de un taller por un delito de apropiación indebida.

Los hechos se remontan al pasado año, cuando tras sufrir un accidente de tráfico la propietaria llevó el vehículo a reparar al taller del susodicho.

En un principio todo parecía normal, pero las labores de arreglo se fueron dilatando en el tiempo más de lo normal siempre con la excusa por parte del taller de una demora en la llegada de las piezas necesarias.

Fueron pasando los meses y la dueña del automóvil, suponemos cada día con peor humor, comenzó a recibir multas de tráfico por exceso de velocidad de su vehículo, que supuestamente estaba en el taller.

Los peores presagios se confirmaron cuando la clienta estafada tuvo la confirmación de que este particular mecánico había vendido el vehículo, por supuesto sin su consentimiento.

Tras presentar la pertinente denuncia ante la Guardia Civil, las autoridades han podido constatar que el dueño del taller reparó el coche y lo vendió a un tercero falsificando para ello la firma en un documento privado de compraventa.

Por tanto, el detenido, un hombre de 56 años que responde a las iniciales de I.C.G, además de afrontar el delito de apropiación indebida tendrá que responder a otro por falsificación de documento privado.

Vía: Elmundo

2 COMENTARIOS

  1. No me lo puedo creer. Aquí falta información.
    ¿Será que la dueña no pagaba la reparación?
    ¿Qué coche es?
    ¿Cuántas veces se le avisó a la dueña de que tenía el coche reparado y que viniese a recogerlo y de paso a pagar la factura?
    ¿Cómo es que después de “meses comenzó a recibir multas”? ¿No será que lo abandonó en el taller?
    Si como dice el artículo falsificó los documentos de compraventa, se supone que transfirió el vehículo, luego las multas ya no le llegarían a la propietaria sino al nuevo titular.
    Esto si se pregunta a cualquier taller, seguro que le suena de algo.
    Lo que no es ni medio normal, es que no exista una regulación efectiva para que no queden los coches abandonados en los talleres y que encima estos, no puedan “tocar” estos coches durante sabe dios cuanto tiempo porque no son suyos.

    • La información es de El Mundo Castilla y León…. Imagino que la Policía no habrá dado más datos… Según cuenta esa información, el mecánico le daba largas para devolverle el coche y si falsificó los documentos de compraventa, es posible que no registrase la operación en Tráfico, sino que les diese documentos falsos al comprador del coche.

      Aunque o dejan de ser suposiciones, ya que la información no es completa (es con lo que contamos) 🙁

Deja una respuesta