Durante el mes de julio, 191 personas perdieron la vida en un accidente de tráfico, una decena menos que el pasado año. En agosto murieron 101, 30 menos que en 2018. En total, 220 fallecidos en nuestras carreteras, 40 menos que en el mismo periodo veraniego del año pasado. Eso supone la mejor cifra de siniestralidad vial registrada desde 2014.

Estos han sido los principales datos del balance mensual de accidentes en carreta, presentados por el ministro de interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, el director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, el discal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, y la subsecretaria de Interior, Isabel Goicoechea. La operación especial de tráfico, finalmente, ha terminado con un descenso de fallecidos del 15 % en julio y agosto.

La reducción también se ha producido en el número de accidentes mortales (-14 %) y en el de heridos hospitalizados (-10 %). Grande-Marlaska ha recordado que los datos de los fallecidos por accidente de tráfico nunca son buenos, “No ha habido un verano con menos fallecidos, pero no nos resignamos, no son buenos datos, son menos malos que los del año pasado”, ha asegurado el ministro de Interior en funciones.

Hubo dos días en los que no se registró ningún fallecido: el 1 y el 12. Sin embargo, con 220 muertes en carretera, supone un promedio de tres al día entre julio y agosto. Pero, al menos, esta reducción del 15 % en el número de fallecidos estimulan para continuar esforzándose y trabajando para mejorar la seguridad vial. Si algo aún queda patente, es que hay margen para seguir poniendo freno a la siniestralidad vial.

También ha añadido, que “en seguridad vial, tanto en España como en el resto de países de nuestro entorno, nos movemos con variaciones de más-menos un 10% y que el descenso del 15% durante todo el verano y el 23% en agosto es excepcional, más si cabe en un periodo en el que aumentan de forma considerable tanto en los desplazamientos cortos como en los de largo recorrido por carretera”.

El dato de agosto cobra más relevancia al ser el mes con más desplazamientos en la red interurbana. 47,8 millones de personas según las cifras recogidas por la DGT. Grande-Marlaska ha alertado de la necesidad de seguir concienciando para que la gente no consuma alcohol y drogas al volante. Ha recordado que los datos en 2018 arrojaron un importante número de fallecidos con altas tasas de alcohol (24 % de 1.180).

El porcentaje de usuarios vulnerables fallecidos en carretera es cada vez mayor: el 30 % en 2009 al 41 % en 2019

También se ha destacado un fin de semana especialmente trágico, donde 19 personas perdieron la vida. Aunque durante el mes de julio se produjeron 106 accidentes mortales, una cifra sensiblemente inferior a la del pasado año, el domingo 21 fallecieron 13 personas, siendo hasta ahora el día del año más fatídico en las carreteras. También ha hecho hincapié en la mortalidad de los motoristas, pues han muerto 34 en el mismo más, nueve más que en julio de 2018.

Los datos de la DGT arrojan que 18 de los 97 muertos en accidentes en turismos en agosto no llevaban en cinturón de seguridad, ocho de los 11 ciclistas fallecidos no utilizaba casco en el momento del accidente, uno de los 62 motoristas tampoco lo usaba, y de los cinco menores de 12 años muertos por accidente, dos no llevaban el dispositivo de retención puesto. La media de muertes en carretera de este mes ha descendido de cuatro al día a tres.

Radiografía de la accidentalidad

Por tipo de vía: desciende un 23 % el número de los fallecidos en carreteras convencionales, siendo esta cifra la menor de la serie histórica. Los fallecidos en 2019 en estas vías son casi la mitad de los que se registraron en 2009 (305).

Por medio de desplazamiento: los usuarios de moto y de bicicleta son los únicos colectivos que han aumentado su siniestralidad este verano. En el caso de las motos (incluyendo ciclomotores) se han registrado 67 fallecidos, siete más que el año anterior. Los peatones han reducido a la mitad su siniestralidad.

Por tipo de usuario: de los 220 fallecidos, 165 eran conductores (75%), 35 pasajeros (16%) y 13 peatones (6%).

Por franja horaria: la franja horaria en la que más accidentes mortales se han producido ha sido la de después de comer.

Por tipo de accidente: la salida de vía sigue siendo el accidente que más víctimas mortales ha generado (47%), con 103 fallecidos, seguida de la colisión frontal (19%) con 41 fallecidos y el alcance (12%) y 26 fallecidos.

Por edad: los fallecidos este verano respecto del de 2018 han descendido en todos los grupos de edad excepto en los de menores de 15 años y en el grupo de 45 a 54 años.

Por Comunidades Autónomas: Respecto del verano pasado, las Comunidades Autónomas que han registrado un aumento del número de fallecidos han sido Andalucía (+5), La Rioja (+4) y las Islas Baleares (+2).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta