Logo de Noticias Coches
desguace CAT
Mario Nogales

La DGT baraja una limitación a las bajas temporales para combatir los coches zombies

Ya hablamos hace tiempo de la problemática relacionada con los coches zombies. Esa denominación creada por la DGT servía para definir a aquellos vehículos que son dados de baja temporalmente, pero que posteriormente siguen siendo utilizados de forma fraudulenta. Por eso se está barajando que haya cierta limitación en las bajas temporales de los coches para que no surja esta problemática. De momento se está enviando a los titulares una carta informativa sobre la solicitud.

Para ponernos en contexto, la situación es que se ha pasado de las 60.982 bajas temporales cursadas en 2004 a las 132.459 del pasado año 2019. Que se duplique esta cifra ha levantado las sospechas de la Dirección General de Tráfico, que cree que hay algo irregular. La baja temporal sirve para que un usuario que no vaya a utilizar su vehículo por un tiempo pueda retirarlo de la circulación y también a nivel administrativo para no seguir pagando algunas tasas obligatorias.

Por el momento, este tipo de bajo no tiene limitación temporal y eso hace que surjan algunas transacciones al margen de la legalidad. Se han descubierto «desguaces irregulares» que cogen los coches que los usuarios quieren achatarrar y en vez de retirarlos lo que hacen es pedir una baja temporal y le dan un nuevo destino al vehículo en otro país o comercializan sus piezas. Por lo tanto, esos coches zombies quedan fuera del sistema y no se dan de baja definitiva cumpliendo la normativa medioambiental como debería ser.

Es difícil luchar contra esta práctica, pero la DGT ha comenzado a enviar a los titulares de los vehículos que solicitan baja temporal una carta informativa. Con esa comunicación se pretende que esos usuarios que querían retirar su coche definitivamente y han podido ser engañados se den cuenta y denuncien la situación. Es un paso previo a la modificación reglamentaria que llegará dentro de poco y que incluye un límite temporal a este tipo de bajas para evitar el uso inadecuado que se hace de este trámite administrativo.

Lo cierto es que esto no es algo exclusivo de España, pues ha sido detectado en otros países de la Unión Europea. De hecho, la Comisión Europea ha tomado cartas en el asunto y desde hace años es obligatorio dar de baja un coche en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT). Veremos cómo evoluciona el tema.

  • coches segunda mano
  • DGT