Hasta que haya alguna gran revolución en la tecnología de baterías, los vehículos eléctricos están destinados a ser considerados meros trasnsportadores urbanos, nunca salir en viajes largos de carretera… ¿O no?

Pues no… si el proyecto ebuggy que se desarrolla en Alemania tiene éxito. La idea es crear una especie de remolques de baterías que viajarían unidos a los coches eléctricos, proporcionando energía a los vehículos en los viajes más largos. Cuando remolque de un usuario inició quedando sin jugo, que sólo podría detenerse en una estación de intercambio en carretera e intercambiarlo por uno que estaba completamente cargada.

La idea es que los usuarios enganchen un ebuggy a su coche cuando salgan de su ciudad. Lo cogerían en una estación de intercambio, ya fuera de la urbe. Sólo le costaría unos dos minutos enganchar y enchufarlo al sistema eléctrico de su vehículo. Y podría cambiarlo  si fuese necesario (o dejarlo), en otra estación a las afueras de su ciudad de destino. Para conducir en zona urbana, utilizaría solo la batería de su coche.

Boceto de la estación de intercambio ebuggy

Los usuarios de estos remolques pagarían en función del uso, a través de una tarjeta ebuggy que recibirían al registrarse en el servicio. El cálculo sería automático y según la empresa “siempre sería inferior conducir un coche con motor de combustión”. Los usuarios también deberían pagar una cantidad inicial por instalar el kit ebuggy en su vehículo, que incluirá un enganche de remolque estándar, la unión con la batería y una interfaz de panel de usuario.

El primer prototipo del remolque ha sido construido y probado gracias a la participación del Ministerio alemán de Economía y Tecnología, y otros socios del proyecto, incluyendo la IPA Fraunhofer Institut y la Universidad de Stuttgart. En las pruebas se ha demostrado eficaz y el obletivo del grupo es ahora optimizar el diseño para empezar la producción a gran escala. También se estudia ya crear una red de estaciones de intercambio, primero en Alemania, pero que luego pudiese extenderse a otros países.

El sistema puede sin duda hacer posibles viajes de larga distancia en coches eléctricos, pero también podría hacer que los vehículos eléctricos fuesen más asequibles. “Permite a la industria del automóvil construir vehículos eléctricos a un precio razonable, con una batería más pequeña, porque con el ebuggy podrían recorrer largas distancias”, asegura el director gerente del grupo, Dr. Manfred Baumgartner. “Así, los coches eléctricos serían más baratos que los vehículos con motores de combustión y la movilidad eléctrica podrían imponerse más rápidamente”.

Si el sistema ebuggy puede ser una realidad comercial, puede que no le falte competencia. Rinspeed está desarrollando un concepto similar, el Dock + Go, en el que un módulo sobre dos ruedas se une la parte trasera de un vehículo eléctrico existente (que se convierte temporalmente en un vehículo de seis ruedas).

El prototipo ebuggy se puede ver en este vídeo, circulando ya por Alemania:
http://www.youtube.com/watch?v=TyQC7z0P2zE
Así serían las estaciones donde se recogerían estos remolques de autonomía:
http://www.youtube.com/watch?v=C_OfivDUzNY
Y, desde luego, el proceso de devolución es bastante sencillo:
http://www.youtube.com/watch?v=i1IRmLsXd88
Fuente: ebuggy
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta