El congresista demócrata Gene Green ha propuesto la aprobación de un mandato federal por el que se obligue a los fabricantes de automóviles a instalar “cajas negras” en los vehículos, tal y como llevan actualmente los aviones, para así contribuir a la mejora de la seguridad vial en las carreteras del país.

General Motors, primer fabricante de automóviles de Estados Unidos, expresó su respaldo a la iniciativa. El vicepresidente de Medio Ambiente, Energía y Política de Seguridad de la Corporación, Michael Robinson, destacó que la generalización de estos dispositivos permitiría “salvar vidas y prevenir que las personas resulten heridas”.

Las “cajas negras” de los automóviles, conocidas en Norteamérica como EDR (“Event Data Recorder”), permiten analizar el comportamiento de los sistemas de seguridad de un coche en caso de producirse un accidente. La tecnología permite que los datos queden registrados durante el espacio anterior y posterior al siniestro.

Según el presidente del Instituto de Seguros de Tráfico, Adrian Lund, estos dispositivos ayudan a entender cómo funcionan los sistemas de seguridad. “Lo que es más importante, aportan información clave sobre los accidentes para mejorar la seguridad de las flotas de vehículos”, añadió.

General Motors recordó que comenzó a instalar en sus vehículos los predecesores de los EDR en la década de los noventa, y desde 1995 las “cajas negras” forman parte del equipamiento de serie de los vehículos comerciales ligeros.

La multinacional norteamericana anunció que trabajará junto con la Agencia Nacional para la Seguridad del Tráfico (NHTSA), el Congreso estadounidense y otras partes en este asunto, dando los pasos necesarios para garantizar la privacidad de los ocupantes de un vehículo.

Vía | El Economista

1 COMENTARIO

  1. Me parece una buena idea, pienso que no costaria tanto dinero y podría aclarar muchas circunstancias, sobre todo en los siniestros.

Deja una respuesta