Tuvieron que pasar más de diez años de investigación por parte de Mercedes antes de poner en práctica esta imaginativa solución para evitar daños mayores en los accidentes. Es una historia que tiene bastante de tenacidad, pues ya durante los años 70 varios fabricantes decidieron abandonar la investigación en el airbag por considerarlo un elemento peligroso. ¿Por qué? Llevaban pequeñas cargas explosivas, que hinchaban la bolsa en el momento adecuado, y sólo Mercedes perseveró hasta convertirla en una tecnología segura y fiable. Fue el 23 de octubre de 1971 el día que la firma de la estrella patentó el airbag.

30-anos-airbag-mercedes-2
El primer Mercedes con airbag, el Clase S

El Clase S de la marca germana, (con código interno W126) producido en Sindelfingen, Alemania desde 1979 a 1991, fue el primer vehículo en introducir el airbag como elemento de seguridad en un automóvil, y hoy en día ya no podemos pensar en un automóvil de nueva fabricación sin él.  Fue en el 1981. Desde entonces, Mercedes monta airbag en absolutamente todos sus coches desde 1992. Ahí queda eso.
De hecho, cada día vemos más en los coches y el último que pasó por nuestras manos, el Saab 9-5, contaba con hasta diez airbags.

Eso sí, la investigación ya había comenzado en la anterior década de los 70. El primer vehículo donde se vió un airbag fue en el prototipo ESF 22, que hoy en día puede verse en el Museo Mercedes de Stuttgart. También iba equipado con ABS, airbag para el conductor y cinturones de seguridad con pretensores. Mercedes también puede presumir de ser pionera en la introducción del ABS, el ESP o los airbag por etapas, la evolución de aquellas bolsas explosivas.

Mercedes apostó por este elemento de seguridad como complemento al cinturón de seguridad. Sin embargo todos sabemos que este elemento sólo funciona si lo llevas, mientras que el airbag funciona siempre, independientemente del nivel de concienciación del conductor.

El principal elemento de seguridad pasiva en un coche sigue siendo el cinturón de seguridad, pero la combinación con el airbag sigue siendo la más efectiva: en un accidente, una persona tiene un 61% menos de probabilidades de morir si su coche lleva airbag y lleva el cinturón puesto, frente a un coche sin airbag y sin llevar el cinturón puesto. Se calcula que, sólo en EEUU, hasta la fecha los airbag han salvado más de 28.000 vidas.

La miniaturización también ha jugado un papel importante en los airbag. Hoy en día son unidades mucho más pequeñas, que permiten un mayor juego con el diseño del volante y al mismo tiempo mantener la seguridad habitual. Además, ha permitido instalarlo en numerosas partes del coche, de ahí que existan los airbags laterales, de cortinilla y hasta de rodilla, incluído de serie hasta en modelos urbanos como el Fiat Punto Evo.

airbag-moto
Airbag para moteros

Nuevas aplicaciones, airbags de moto

Los airbags han llegado también a otros vehículos. La chaqueta Hit-Air Autobahn2 es una prenda técnica de moto normal y corriente, ya que se fabrica con cordura, tiene protecciones CE, forro desmontable, es impermeable y posee reflectantes.

Hasta ahí todo normal, pero en su interior aloja un sistema de airbag muy evolucionado. Éste cuenta con una botella de CO2 en la parte frontal, que se activa mediante un tirador, el cual se ancla a la moto mediante un cable de acero.

El cable tira de una bola que permite que se pueda activar desde cualquier ángulo, al salir de su alojamiento dispara la botella de gas y por lo tanto el airbag en una fracción de segundo (menos de 5 décimas).

mercedes-esf-concept-airbag1
Airbags en las ruedas en el portotipo de Mercedes

El futuro, ¿Airbags en las ruedas?

Para seguir demostrando que en materia de seguridad siguen siendo pioneros, Mercedes presentó el año pasado el prototipo ESF Concept, basado en el S 400 BlueHybrid, que sirve de auténtico escaparate de cuatro ruedas para mostrar esas novedades.

Dentro de este prototipo,  además de los reconocidos airbags delanteros, de cortina, de cabeza o de rodilla se incorporan unos nuevos airbags de cinturón. Tan sencillos como unas bolsas de aire situadas dentro de la propia faja del cinturón que se expanden en caso de accidente y minimizan la fricción con la persona.

Pero lo más original está fuera del habitáculo, concretamente en los bajos, y se trata de otro airbag. Esta vez es un airbag para los bajos del coche. Su funcionamiento también es muy sencillo, se activa en caso de accidente, expandiéndose para rozar con el suelo y producir un rozamiento que disminuya lo máximo posible la velocidad del vehículo con el fin de minimizar los daños en caso de un posterior choque.

El airbag tiene futuro… ¡Larga vida al airbag!
Vía: Mercedes, Diariomotor, Motociclismo

Fotos:

Ver galeria (6 fotos)

 

 

 

 

 

 

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta