Suele decirse que no hay cuarto malo, de ahí que, tras repasar tres coches de famosos que sadrán a subasta el día 7 de febrero en París (el de Philippe Starck, el Packard de Steve McQueen y el Rolls Royce Brigitte Bardot), decidimos buscar la cuarta pata del banco. Y bingo. Se trata de un coche americano, un Chevrolet Bel Air Hard-Top Coupe de 1957 que perteneció a Ringo Starr.

El batería de The Beatles no solamente tuvo ojos para el Facel Vega, sino que también le prestó atención a este Chevrolet Bel Air (que toma su nombre de uno de los barrios más conocidos de Los Ángeles), uno de los modelos emblemáticos de la firma norteamericana. Este vehículo, en concreto, es la última versión, a la venta en el trienio de 1955, 1956 y 1957, una de las más populares entre los aficionados.

Chevrolet_Bel_Air_Hard_Top_Coupe_Ringo_Starr_01

Equipa el conocido propulsor V8 de 4,6 litros que proporcionaba una potencia máxima de 250 CV, aunque para satisfacer a los clientes más exigentes existía la posibilidad de montar un motor tomado del Chevrolet Corvette, con el que la potencia subía hasta los 283 CV.

Pero ésta es una versión muy especial, profundamente modificada por George Barris (más conocido como “King of the Kustomizers”) para el batería de The Beatles, Ringo Starr (que también condujo un Facel Vega) a petición de la firma norteamericana de equipos de alta fidelidad Craig Stereo Systems.

Chevrolet_Bel_Air_Hard_Top_Coupe_Ringo_Starr_04

Barris es famoso porque estrellas del calibre de Frank Sinatra, Elvis Presley, Dean Martin, Sonny & Cher, John Travolta o John Wayne han conducido sus modelos “customizados” en numerosas películas.

Otros modelos destacados son, por ejemplo el Mercury de Running Wild (1955), el Ford convertible de 1956 de Hot Cat Girl o también los coches de la película de Alfred Hitchcock North by Northwest (Con la Muerte en los Talones) de 1959. Como curiosidad además fue el creador del peculiar Batmobile para la serie de televisión de los años 60, que hace poco más de un año fue vendido en una subasta por 4,6 millones de dólares. Más recientemente sus coches han aparecido en películas como Knight Rider (El Coche fantástico) o Jurassic Park.

Se estima que su precio final, salvo sorpresa, esté entre los 40.000 y 80.000 euros.

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta