¿Facel Vega? Si no eres un enamorado de los coches clásicos es posible que no te suene absolutamente de nada y que jamás hayas visto uno por la calle. Fue una marca francesa de coches de lujo que nació cuando, a comienzos de los años cincuenta la empresa metalúrgica Forges et Ateliers de Construction d’Eure-et-Loir (FACEL S.A.) decidió construir automóviles. No era unos novatos, pues antes ya habían fabricado carrocerías para otros fabricantes galos como Simca o Panhard, pero nunca coches de lujo.

La primera fábrica de Facel Vega estaba en Dreux, cerca de París, y abrió posteriormente otra en Amboise. El primer modelo salió de sus instalaciones en 1954 y la firma produjo unos 2.900 automóviles, todos elegante, lujosos y rápidos (montaban motores Chrysler). Como se fabricaban a mano, eran necesariamente muy caros, pero enseguida calaron entre la clientela habitual de Rolls-Royce.

Los ricos y famosos se lanzaron a comprarlos, buscando algo exclusivo y distintivo. Entre la lsita de propietarios destacan nombres como el  sultán de Marruecos o el presidente de México, Tony Curtis, Danny Kaye, Joan Fontaine o Ava Gardner. Incluso Albert Camus murió cuando iba de pasajero en un Facel-Vega FV3B conducido por su amigo Michel Gallimard. Y el batería de Los Beatles, Ringo Starr, fue el dueño de la unidad que ves en estas imágenes.

Facel Vega Ringo Starr 02

Ringo Starr tenía este Facel Vega Facel II de 1964, el “coche más rápido del mundo de cuatro plazas“, según aseguraba en la publicidad de la época. Alcanzaba 225 km/h y el “culpable” era un V8 Typhoon Chrysler de 390 CV, oculto bajo una elegante carrocería de Jean Daninos que combinaba a la perfección músculo y tradición. Ringo pagó por él 5.570 libras, un precio muy alto para un coche en aquel momento. Lo compró directamente en el stand del Earls Court Motor Show en 1964 y se lo entregaron en su casa de Weybridge, Surrey.

El famoso batería tuvo el coche durante cuatro años. Quería un coche especial, a la altura de los de sus compañeros de grupo, pues recordemos que John Lennon tenía un Ferrari 330GT  mientras que Paul McCarteny lucía un Aston Martin DB5. Por su parte, George Harrison tuvo desde un Jaguar E-Type a otro Aston Martin DB5, si bien era fácil verlo en un Mini (la marca incluso creó en 2009 una edición especial llamada Mini Cooper S by George Harrison Beatlemania para reconocer su fidelidad.

Facel Vega Ringo Starr

El coche de Ringo Starr, con hasis HK2 B160, es un Facel Vega Facel II con volante a la derecha. de Las 26 unidades del Facel II, lanzado en 1961, fue una de los dos que montaron el mayor motor de 6.7 litros y caja de cambios manual. Pero en 1964 la compañía quebró. El motivo, abandonar sus potentes motores americanos  para intentar crear su propio motor de 4 cilindros.

Tuvieron muchos problemas de fiabilidad y no tenían la potencia de la que siempre hacían gala (impulsada por grandes figuras del automovilismo como Sir Stirling Moss, Maurice Trintignant y Rob Walker). Este fallo estratégico acabó por hundir la marca, a pesar de que en el último momento intentaron montar el motor del Volvo P1800. Pero ya era demasiado tarde.

Facel Vega Ringo Starr 03

Hoy en día estos raros clásicos franco-estadounidenses son muy codiciados. Con una breve historia de diez años (1954-1964), los Facel Vega quedaron en el ideario colectivo como vehículos artesanos con una ingeniería única. Y más si a eso unimos que esta unidad perteneció a uno de los mayores ídolos de la historia del pop, que escuchaba en él la radio en él cuando los Beatles dominaban las listas de éxitos.

Entendemos que Bonhams, la casa de subastas, considere que puede alcanzar entre 300.000 y 350.000 libras (355.000 y 415.000 euros) en The London Sale, la puja que se celebrará en la capital británica el 1 de diciembre.

Fuentes: Bonhams , Facel Vega
Galería de fotos: De Simon Clay, cortesía de Bonhams

Ver galeria (10 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta