La Unión Europea ha dado un paso adelante crucial para mejorar la seguridad de los conductores y ha decidido que a partir del mes de noviembre todo los vehículos que se matriculen en el territorio comunitario, deberán incorporar el sistema ESP o Control Electrónico de Seguridad, que hace bien poco cumplió 15 años.

Según las estadísticas, los derrapes son protagonistas de buena parte de los accidentes en la carretera y casi un 80% se podrían haber evitado con el sistema ESP. Desarrollo por Bosh en colaboración con Mercedes allá por 1995, consta de una unidad de control técnica, un grupo hidráulico y un conjunto de tres sensores, fue introducido por primera vez en los Mercedes Clase S, con excelentes resultados.

A pesar de llevar más de quince años en el mercado, solo apenas la mitad de los vehículos del continente pueden presumir de contar con uno de los sistemas de suguridad má importantes jamás conocidos. Tanto es así, que EuroNCAP, la entidad que se encarga de valorar la seguridad de los vehículos, dijo en 2009 que ningún coche que no contara con este sistema obtendría las tan pretendidas cinco estrellas, muy utilizadas por las marcas para favorecer el factor comercial.

esp-2
El ESP evita los derrapes

Cosas del mercado, finalmente EuroNCAP cedió y algunos vehículos desde entonces han recibido la máxima puntuación a pesar de no contar con el sistema.

Además de afianzar la estabilidad del vehículo, el ESP incorpora funciones adicionales tales como el Hill Hold Control, para evitar que el vehículo retroceda al reanudar la marcha en una pediente, Trailer Sway Mitigation, que mejora la estabilidad cuando el vehículo carga con un remolque, BSW, para el secado de los discos de freno, Overboost, para compensar la presión por el recalentamiento de los discos de freno y Load Adaptive Control, pensado para los vehículos industriales ligeros y que permite conocer el volumen de la carga evitando posibles vuelcos por la pérdida de estabilidad.

Ahora ya lo incluyen casi todos los modelos, salvo algunos modelos pequeños, que ni permiten siquiera que sea un opcional. Desde Bosch, los inventores del control electrónico de estabilidad, creen que el 80% de los accidentes por pérdida de control pueden evitarse. En la Unión Europea el objetivo es reducir al máximo la siniestralidad en las carreteras y el ESP es un aliado fiable, de ahí que le hagan obligatorio. Los vehículos sin ESP podrán seguir circulando, no se les obligará a instalarlo.

Fuente: Bosch.

2 COMENTARIOS

  1. Creo que esta medida es muy importante, porque un derrape ocasiona frecuentemente un vuelco, que puede resultar mortal si se va a mucha velocidad. Y es que un frenazo brusco se nos puede presentar en cualquier momento, también yendo a 120 por hora. Por tanto se evitarían derrapes sí, pero quizás lo más importante es que se evitarían fallecimientos.

  2. yo cuando voi a los concesionarios es lo primero qe pido soi amante de la conducion y me parece una medida inportantisima a pesar de ser un gran conductor y a ver utilizado todo tipo de veiculos tanvien valoro eltarado del veiculo y la direcion precisa a alta velocidac muchas gracias .

Deja una respuesta