En coches.com adoramos los coches (es bastante obvio), pero también la buena arquitectura y las infraestructuras increíbles relacionadas con ellos.

No son pocas las ocasiones en que los genios de la construcción se ponen manos a la obra para crear auténticas obras de arte. Ya hemos visto diseños espectaculares desde gasolineras a garajes en casas espectaculares, aunque el aparcamiento de hoy bien merece estar en la lista de los aparcamientos más curiosos del mundo que hicimos hace algún tiempo.

Obra del suizo Peter Kunz, el garaje parece una moderna “Batcueva”, y está ubicado en Herdern, Suiza. El garaje se ha construido en la ladera de una montaña y lo forman cinco cubos gigantes de hormigón que sobresalen de la montaña, para dejar el paisaje casi intacto. Los cubos de hormigón cuentan con un panel de cristal, para creacir una visión espectacular sobre el valle más abajo.

En el quinto cubo quinto se ha instalado una puerta corredera que actúa como la puerta de entrada “secreta” al garaje, mientras que una escalera interior sirve a los usuarios como acceso a pie desde la azotea. En total, el garaje puede alojar a ocho vehículos, pero solo cuatro de ellos dsifrutan de las espectaculares vistas.

El tejado de hierba camufla el garaje en su entorno, aunque sin duda quien haya aparcado ese Porsche 911 dorado aparcado delante de la ventana está deseando llamar un poco la atención. El arquitecto suizo han encontrado una manera creativa para poner los coches a la vista y protegerlos al mismo tiempo, sin llamar la atención ni ser estridente con el espectacular entorno. El concepto nos recuerda un poco al cementerio de Fisterra de César Portela, pero en esta ocasión son coches los que disfrutan de unas vistas espectaculares…

Fuente: Kunz Architektur
Vía: Ignant
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta