Mini está trabajando duro en su nuevo modelo de entrada, que podría llamarse Mini Minor o Mini Mini, y que se cree que debería ser presentado en el Motor Show de Ginebra en 2011.

La primera fase de la construcción de este prototipo estaría ya en marcha en las instalaciones de BMW en Munich, Alemania. Se basaría en una versión modificada de una plataforma existente con motor y tracción delanteras, pero con una distancia menor entre ejes. Este Mini más pequeño habría sido concebido como parte del proyecto de i-movilidad de BMW, de la que también forma parte el Megacity, el primer coche con carrocería de carbono.

Poco más se sabe de este coche, pero los ingenieros que participan en el desarrollo de los actuales modelos Mini reconocen que sería muy difícil crear un coche de cuatro plazas con tracción y motor delanteros, de menos de 3.700 mm. de largo, y que cumpliese los rigurosos criterios de seguridad ante un impacto de Europa y EE.UU.

mini-spiritual
El Mini más pequeño de la historia

Estas primeras informaciones parecen indicar que el nuevo Mini tendrá dos asientos, para competir en el mismo sector que el recién remozado Smart ForTwo de Mercedes, aunque sería otra posible configuración de tres asientos como el Toyota IQ.

La futura producción del modelo todavía no está garantizada, pero desde Mini aseguran que valorarán la reacción del público ante el concepto urbano que enseñarán en Ginebra antes de tomar ninguna decisión.

“La idea de crear un modelo más compacto del Mini es una de las que lleva tiempo en nuestra agenda”, afirma una fuente a Autoweek, “desde fuera puede parecer un espacio natural para la marca, pero la rentabilidad del proyecto es el mayor problema, tal y como está la situación del mercado. Una cosa es hacer un coche pequeño bonito, y otra, hacer dinero de ello”.

A pesar de que el nuevo Mini y el Megacity Vehicle están en segmentos del mercado similares, se espera que el primero se muestre con un pequeño motor de gasolina, mientras el segundo será desarrollado principalmente como un vehículo eléctrico enchufable, si bien tendrá versiones gasolina y diésel a medio- largo plazo.

Además de los planes de Mini para este pequeño coche, el concepto que se muestre en Ginebra empezará a desarrollar la futura línea de diseño de la compañía, que el jefe de diseño de BMW, Adrian Von Hooydonk, describe como una evolución de la existente hoy en los Clubman y Countryman.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta