Una vez más BMW rompe esquemas con el Megacity Vehicle, que llegará al mercado en 2013: “El Megacity Vehicle es un concepto revolucionario y será el primero en el mundo en producirse en volumen con un habitáculo hecho de carbono.

“Nuestra arquitectura LifeDrive nos ayuda a abrir un nuevo capítulo en el diseño automotriz ligero. De hecho, este concepto nos permite compensar 100 kilogramos aproximadamente el peso, por encima de donde se encuentran los vehículos con energía eléctrica”, dice Klaus Draeger, miembro del Consejo de Administración para el Desarrollo.

Habitáculo de carbono
Vehículo experimental en carbono de BMW

“El sistema de transmisión sigue siendo el corazón de un auto, que también aplica para los vehículos eléctricos”, señaló Draeger en un comunicado. “Los trenes de potencia siguen siendo el centro de la experiencia y el conocimiento. La electromovilidad y el placer de conducir característico de BMW logran una excelente combinación si se conjuntan de la forma correcta. Es por ello que estamos desarrollando localmente el mecanismo de transmisión (powertrain) para el Megacity Vehicle, que incluye el motor eléctrico, potencia eléctrica y sistema de batería”, concluye.

La electrificación de un vehículo requiere nuevos conceptos en la arquitectura del mismo, y en la construcción de la carrocería con el fin de lograr un efecto óptimo en el potencial del nuevo sistema de transmisión sin emisiones. Con el concepto revolucionario LifeDrive, los ingenieros de BMW están desarrollando la arquitectura del auto desde cero y adaptándola a las demandas y condiciones de la movilidad para el futuro. La meta: compensar el peso adicional de un vehículo eléctrico, que normalmente va de 250 a 350 kilogramos. Para lograr esto, BMW Group se está enfocado en el innovador material de alta tecnología hecho de Plástico Reforzado de Fibra de Carbono (PRFC).

El concepto LifeDrive consta de dos módulos independientes, separados horizontalmente. El módulo motriz integra la batería, el sistema de transmisión y las funciones estructurales y de choque en una sola construcción dentro del chasis. Asimismo, el módulo Life, consta principalmente de un habitáculo muy resistente y con peso extremadamente ligero hecho de PRFC.

La nueva arquitectura del vehículo abre la puerta a procesos de producción totalmente nuevos que son más simples, flexibles y con menos energía.

 BMW se está encaminando en los años por venir para convertirse en la fuerza que hay detrás de los mejores sistemas de transmisión; con sistemas que presuman de una eficiencia, desempeño y suavidad sobresalientes, incluso si es la electricidad más productiva que los combustibles fósiles que se convierten en propulsión. Por ello, es que BMW Group avanza hacia adelante en el desarrollo técnico de los mecanismos de transmisión eléctricos.

El centro de experiencia y conocimiento de BMW Group para los sistemas de transmisión eléctricos reúne bajo un mismo techo a los especialistas en desarrollo, fabricación y procuración.

Todos sus esfuerzos se enfocan en implementar e interpretar a la manera BMW la nueva generación de los sistemas de transmisión. En último caso, los vehículos eléctricos no sólo brindan una forma de propulsión de cero emisiones y poco ruido; su capacidad de ofrecer una totalmente nueva y extremadamente ágil experiencia al conducir, impresiona. La nueva arquitectura de MCV ofrece a los diseñadores de vehículos una libertad adicional cuando se trata de crear una nueva estética para las soluciones de movilidad urbana sostenibles.

Fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta