Hace ya bastante que conocíamos las miniaturas de Patelo, un jubilado gallego que fabricó el motor V12 más pequeño del mundo. Hoy te traemos otra de esas maravillas, con la particularidad de que este motor, todo un ocho cilindros en V se llevará a producción para ser montados en coches a radio control.

Los modelos a escala con motores pequeños de gasolina siempre tienen su público. La gran mayoría tienen son cinco o seis veces más pequeños, pero este motor está pensado para modelos a escala 1:4. Y contar con un motor V8, producido comercialmente, ha sido toda una revolución en el sector.

Los modelos a escala 1:4 miden aproximadamente 1,2 m de largo, pesan alrededor de 50 kg, y pueden superar los 160 km/h. Montan normalmente motores de dos tiempos, de unos 33 cc con 3-4 CV a 6-8000 rpm. Los hay mayores, de 160 cc y 17 CV, con 4 kg de peso por unos 900 euros. Pero ahora Gary Conley ha presentado el Stinger Conley 609, un nuevo 1:4 V8 con sobrealimentación, de 100 cc y 9,5 CV de potencia, con turbo. Cuesta desde 5.600 dólares (unos 4.000 euros), más de 9.000 dólares la versión con turbo. ¿Por qué tan caro? No hay otro y el resto de motores no suenan así.

Y es que resulta todo un prodigio. Un motor HEMI V8 de un Dodge Charger Daytona de 1969 rendía 425 CV. Si lo comprimes hasta una cuarta parte quedaría un coche de 1,44 m de longitud y un peso de unos 26 kg. El motor  escalado tendría un desplazamiento de 109 cc, con una potencia de 6,6 CV.

Una gran parte de la diversión de las carreras es el sonido del coche, y sobre todo del motor. Y pocas cosas en el mundo suenan tan bien como un gran bloque V8 dando vueltas. Eso dará un gran empujón a la demanda del Conley 609. Suena como si fuera real, apenas dos octavas más agudo. Como seguramente no te lo comprarás, lo mejor es que veas este vídeo, donde puedes verlo en marcha.

Fuente: Conley Precision Engines
Vía: Design News
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta