Anticipado primero como Nissan IMx Concept en Salón de Tokio de 2017, la firma nipona ha aprovechado el Salón del Automóvil de Ginebra para presentar el Nissan IMq Concept, un SUV eléctrico de autonomía extendida que podría anticiparnos las líneas de la próxima generación del Qashqai en su vertiente híbrida.Tomando su nombre de “Nissan Intelligent Mobility”, las premisas del IMq Concept son la autonomía, la electrificación y la conectividad.

El Nissan IMq Concept hace gala del sistema e-Power de la próxima generación de vehículos híbridos de la marca (aunque ya disponible en Japón). Un motor eléctrico se combina con un tetracilíndrico turboalimentado de 1.5 litros, ofreciendo en conjunto una potencia total de 250 kW (335 CV) y 700 Nm de par motor a las cuatro ruedas. El propulsor de gasolina no imprime su fuerza sobre los ejes, sino que tan solo se encarga de generar corriente eléctrica para cargar la batería.

Con unas dimensiones de 4.558 mm de longitud, 1.560 mm de altura y 1.940 mm de anchura, el Nissan IMq Concept se enmarcaría dentro del segmento C-SUV, siendo un poco más grande que el actual Qashqai y algo más pequeño que un X-Trail. Su diseño es atrevido, con un nuevo lenguaje de diseño donde predominan las líneas afiladas y el logotipo integrado en la parrilla V-Motion.

La caída del techo y su luneta trasera nos invitan a pensar en un SUV de aspecto coupé. Sin embargo, la vista lateral queda dominada por las llantas de aleación de 22 pulgadas alojadas sobre neumáticos inteligentes Bridgestone Connect. Para acceder al habitáculo, las puertas del están ancladas a la carrocería con bisagras que nos recuerdan a los coches a escala. Los retrovisores exteriores han sido sustituidos por una pareja de cámaras.

Los neumáticos están preparados para recoger y enviar al vehículo datos relevantes para la conducción como la presión, la temperatura, el nivel de agarre, su desgaste o su estado

Y si el exterior parecía futurista, el interior nos traslada a un tiempo aún más lejano. Las puertas delanteras se abren en sentido convencional, mientras que las posteriores lo hacen a la inversa. La ausencia del pilar B repercute en un fácil y cómodo acceso a las cuatro plazas. El salpicadero está presidido por enorme una pantalla de 840 mm. Sobre la consola central reside otra pantalla más pequeña que hace de asistente personal virtual.

Según Nissan, el volante goza de un ergonómico diseño para “colocar al conductor en una posición relajada y maximizar la visibilidad del panel de instrumentos”. Además, el IMq Concept cuenta con un dispositivo desarrollado por Nissan bajo el nombre “I2V” (Invisible to Visible) que trata de avisar al conductor de circunstancias incómodas o peligrosas que están por delante o en la ruta programada.

Este sistema permite visualizar los puntos ciegos, información sobre los atascos (incluidas sus causas), el tráfico e incluso mostrar un avatar generado mediante realidad virtual dentro del coche en caso de necesitar algo de compañía. Tampoco falta el asistente a la conducción ProPilot de la casa, con múltiples sensores, radares y cámaras para hacer la vida más fácil a su conductor.

Fuente: Nissan

Galería de fotos:

Ver galeria (19 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta