Cada día pueden verse más Renault Twizy por las calles, muchos de ellos de empresas que se apoyan en la novedosa imagen del cuadriciclo galo fabricado en Valladolid para llamar la atención. Pero el Twizy es más que marketing. Lo que parecía una aventura un tanto arriesgada por parte de Renault se va consolidando como alternativa de movilidad urbana sin emisiones. Pero ahora que llega el invierno y el tiempo empeora, afrontar la estación del frío en un coche sin puertas ni ventanillas se presumía complicado.

Por eso la marca francesa ha presentado, aprovechando el Salón de París, una cubierta transparente que se acopla a las puertas y cierra el hueco que quedaba libre en los laterales del Twizy, protegiendo al conductor de las inclemencias meteorológicas. Algo imprescindible para un coche pequeño… pero que es capaz de derrapar.

El sistema es muy simple e ingenioso, ya que no hacen falta herramientas y solo son necesarios cinco minutos para instalarlo la primera vez y no se modifica la carrocería del vehículo. El sistema está formado por un soporte de metal rígido que se acopla a la puerta y una ventana transparente y flexible, que se sujeta al marco mediante una cremallera, que proporcionará a los ocupantes del vehículo una protección adicional ante el mal tiempo. Los cierres de cremallera permiten acceder al interior para poder abrir la puerta, así como abrir o cerrar las protecciones laterales en función de la temperatura exterior.

Las dos aperturas situadas delante y detrás del cierre garantizan la suficiente entrada de aire para evitar la formación de vaho dentro del vehículo. Renault asegura que ha realizado numerosas pruebas a este nuevo sistema para garantizar un alto nivel de calidad y certificar su resistencia a los rayos ultravioleta, la corrosión y el frío.

La verdad es que había un nicho de mercado en esto, ya que numerosas páginas web (como esta) ofrecían ventanillas para el Twizy, un accesorio que, sin duda, aumenta la versatilidad del vehículo urbano de Renault. Podrá usarse durante más tiempo al año y evita que la gente se ponga a fisgonear en el coche.

Estas ventanillas y puertas son opcionales. Para instalar todo el sistema habrá que desembolsar (en Francia, aquí el precio será similar) 349 euros por las ventanillas y 595 euros más por las puertas. Para aquellos que ya tengan las puertas en su Twizy no supondrá mucho esfuerzo económico, pero para los que tengan que montar todo quizá se vaya algo de precio.

Fuente: Renault

1 COMENTARIO

  1. La verdad, es que los poseedores del Twizy, esperábamos con ansia que Renault sacara unas ventanillas decentes….y saco “eso”….un aro con una cremallera y un plástico…así que, me puse manos a la obra a diseñar algo que se pareciese de verdad a unas ventanillas, que cumpliese mejor su cometido, y que además, quedesen bien integradas….el resultado? lo podeis ver en la web de forotwizy.com , la mejor web del Twizy.:..Saludos

Deja una respuesta