Hace ya casi tres años, allá por 2010, Opel presentaba el FlexFlix, un sistema portabicletas para tcasi toda su gama. Si antes se ofrecía para los Corsa, Meriva, Astra, Antara y el  monovolumen Zafira Tourer, ahora esta nueva generación se añade al pequeño urbano Adam y al nuevo SUV subcompacto de la marca, el Mokka.

Lo mejor del sistema es que no altera el acceso y capacidad del maletero, además de ahorrar un 20% de combustible frente las bacas cituadas en el techo… además de no tener que dejarse uno la espalda para subir las bicis, al estar perfectamente integrado en la parte posterior del vehículo, siempre a bordo. Cuando no se utiliza desaparece como un cajón de forma invisible en el paragolpes trasero. Es muy fácil de utilizar, ya que se ajusta con la mano, sin necesidad de herramientas.

Y la gran ventaja de la segunda generación del sistema FlexFix es que, incluso cuando está completamente cargado, puede ser girado de forma que el portón trasero del vehículo se puede abrir fácilmente. De esta forma el maletero permanece completamente accesible, incluso con cuatro bicicletas en la parte trasera del vehículo.

Esta segunda generación del sistema FlexFix para el versátil Astra Sports Tourer y el monovolumen compacto Zafira Tourer puede transportar hasta cuatro bicicletas, mientras que para el SUV subcompacto Mokka puede llevar hasta tres bicicletas. El sistema mejorado FlexFix ofrece una mayor capacidad de carga: Las dos primeras bicicletas pueden pesar ahora hasta 30 kg cada una (anteriormente el máximo era de 20 kg), lo que también es práctico para transportar e-bicicletas. Incluso el urbano chic ADAM puede transportar una bicicleta con hasta 30 kg de peso, y con un adaptador adicional una segunda bicicleta para el acompañante.

En modelos Opel más grandes, la segunda generación del sistema FlexFix está disponible con un kit de extensión que incluye un adaptador para llevar dos bicicletas adicionales de hasta 20 kg de peso cada una. Siempre y cuando se respete que la capacidad total de carga no supere los 80 kg (60 kg en el Mokka). Los apoyos especiales con inserciones de goma aseguran que las bicicletas se mantienen firmemente en su sitio.

Además, del ahorro en consumo, el hecho de no ir colocadas en el techo convierte al FlexFix en un sistema más seguro en una maniobra brusca o en caso de un impacto. Si el coche equipa sensores de aparcamiento, una señal acústica avisa al conductor de que el sistema de transporte está extendido. estos son los precios recomendados:

  • Opel Corsa: Desde 575 euros.
  • Opel Meriva: Desde 625 euros.
  • Opel Astra: Desde 665 euros
  • Opel Antara: 690 euros.
  • Opel Mokka: 615 euros.
  • Opel Adam: 697 euros.
  • Opel Astra Sports Tourer: 870 euros.
  • Opel Zafira Tourer: 920 euros

El kit adaptador que permite llevar dos bicicletas más en el Astra Sports Tourer y Zafira Tourer cuesta 200 euros y 105 Euros en el Mokka, mientras que el adaptador para una bicicleta suplementaria en el Adam cuesta 227 euros.

Fuente: Opel
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta