El pasado 3 de julio fue un día triste para Peter Kirchhoff. Ese día llevaba a Mladá Boleslav (República Checa) a su Skoda Fabia 1.9 TDI de 101 CV, tras un largo y planeado viaje desde la ciudad de Hamm, en Alemania, para despedirse de él. Pero al mismo tiempo era un día feliz, ya que el destino final era el museo de Skoda…

Cuando ambos llegaban al museo de Skoda, el Fabia 1.9 TDI de 101 CV, comprado el 3 de julio del año 2000, justo trece años atrás, marcaba en su cuentakilometros un total de 999.999 kilómetros. Peter había recorrido casi 77.000 kilómetros al año, para hacer un total que equivale a haber dado casi 25 vueltas a la Tierra por su ecuador. La historia nos recuerda a este Volvo P1800 con cinco millones de km.

Esta es sin duda una prueba más que clara de calidad y fiabilidad, pues el vehículo está completamente como salió del concesionario, aunque eso sí, con los respectivos cambios de aceite, filtros, neumáticos, frenos, amortiguadores… El mantenimiento debido al habitual desgaste del vehículo. Todas las revisiones han sido pasadas en el concesionario que la marca checa tiene en la localidad de Hamm.

Peter Kirchhoff Skoda Fabia

Ver galeria (22 fotos)

Peter Kirchhoff pagó hace trece años 18.798 marcos alemanes por su Skoda Fabia 1.9 TDI de 101 CV de color plata. En aquel momento marcaba tan sólo 11 kilómetros recorridos. Trece años después, el propio Peter ha calculado de forma precisa todas las operaciones de mantenimiento y ha documentado toda la vida de su Fabia.

Skoda supo de la existencia de dicho Fabia en julio de 2007, cuando marcaba 500.000 kilómetros y Peter se puso en contacto con la marca para darles a conocer su peripecia. Entonces todavía mantenía el tubo de escape original, un signo visible de fiabilidad.

En cuanto recorra un kilómetro más y llegue al millón de kilómetros, su cuentakilómetros dejará de funcionar y pasará a visualizar seis guiones, pues los ingenieros de Skoda no contemplaron la posibilidad de que algún Fabia llegase a recorrer tanta distancia… por lo que no hay siete dítigos ni comienza desde cero.

Peter asegura que continuará la cuenta con el cuentakilómetros parcial. También dice que, en cuanto se ponga a la venta la tercera generación del Fabia y se sustituya el actual, comparará uno. Será entonces cuando su fiel compañero de viaje durante estos 13 años descanse en un lugar especial… ya que Peter lo donará al museo de Skoda.

Fuente: Skoda

1 COMENTARIO

Deja una respuesta