El Director General de Tráfico, Pere Navarro, ha propuesto que la velocidad máxima permitida en las vías urbanas del centro de las ciudades se limitará a 30 kilómetros por hora, según ha anunciado en la primera jornada del Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial que tiene lugar en Córdoba, organizado por la  Dirección General de Tráfico (DGT) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Esta medida se aplicará en las vías de un solo carril o de un único carril por sentido y entrará en vigor con la modificación que se realice del Reglamento General de Circulación. Los atropellos causan más del 40% de los muertos por accidente de tráfico en zona urbana y el 15% de los lesionados. En el año 2009, el porcentaje de peatones muertos ascendió hasta el 46%, con un total de 470 fallecidos y, no solo eso sino que, como ya os informamos en otro artículo, España duplica la mortalidad de Holanda o Suecia.

Pere Navarro ha “justificado” esta medida con el argumento de que se trata de “calmar y pacificar” el tráfico de las ciudades y que se hace en beneficio de los peatones y también para reducir la contaminación atmosférica.

El director de la DGT ha indicado que a “70 kilómetros por hora no se salva nadie; a 50 kilómetros por hora, se salva el 50 por ciento y a 30 kilómetros por hora, se salva el 95 por ciento”. Por lo tanto, y basándose en estos datos, Pere Navarro ha manifestado que sería un auténtico “disparate” mantener el límite de velocidad máxima en las ciudades españolas en 50 kilómetros hora en calles de un único sentido de circulación.

La DGT estudia utilizar señalización en el pavimento
La DGT estudia utilizar señalización en el pavimento

Navarro ha explicado que no se utilizarían señales verticales para señalizar estas calles limitadas a 30 kilómetros por hora, ya que implicaría “llenar la ciudad de obstáculos” con “una señal en cada esquina”. Sin embargo, la DGT está estudiando utilizar otro tipo de señalización en el pavimento, como marcas en el asfalto, para advertir al conductor de que está entrando en una calle limitada a 30 kilómetros por hora.

Estas “jugosas” declaraciones se han producido durante el II Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial, celebrado en Córdoba, donde han acudido más de 500 representantes municipales, expertos y autoridades relacionadas con el tráfico y la seguridad vial para “difundir, promover e impulsar las buenas prácticas de seguridad vial urbana a través del intercambio de experiencias entre los diferentes sectores implicados a nivel local”.