¿Qué pasaría si metemos en una olla a presión un Mustang Fastback de 1967, un Camaro del 68 y del 2013 y un Plymouth del 71? Lo más probable es que, después de agitar ese conglomerado, salga el Equus Bass 770, un coche que es capaz de mezclar lo antiguo con lo nuevo.

En el Equus Bass 770, que podemos ver en las imágenes, vemos como esta mezcla está inspirada en Mustangs de los años 60, centrándose en aspectos como el fastback y el perfil del techo. Además, la parte delantera se asemeja a los Chrysler de los 70 y el tratamiento que se le da a los faros y a las luces traseras nos recuerda a la nueva era de los Camaro.

Equus Bass 770 3

El fabricante automotriz con base en Detroit, Equus, ha tardado seis años en desarrollar este coche pero ha merecido la pena. Viene equipado con un motor ZR1 de Corvette de 6.2 L V8 con 640 CV de potencia. Tiene una transmisión manual de doble embrague con seis velocidades, si bien podría haber una automática en el futuro. En cuanto a sus prestaciones, este coche inspirado en el Ford Mustang es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, para después alcanzar una velocidad máxima de 320 km/h.

Este muscle car tiene un chasis de aluminio con una carrocería también fabricada en este material con fibra de carbono, lo que le permite tener un peso ligero de 1.651 kg. Además, viene equipado con bolsas de aire o airbag, vestiduras en piel con techo de Alcántara, aire acondicionado, GPS, radio con CD-DVD-USB, así como sistema de monitoreo de presión de llantas y control de crucero.

Equus Bass 770 6

El Equus Bass 770 está disponible desde 186.000 euros, aunque puede llegar hasta los 213.000 euros, ya que incluyen algunas modificaciones como calipers de freno cromados o de color y detalles en cromo negro tanto en el interior como en el exterior. Te dejamos con un vídeo para que puedas verlo en todo su esplendor:

 

Fuente: Equus
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta