Desde este mes de marzo los conductores del estado de Queesland, al noroeste de Australia, podrán incorporar emoticonos en sus matrículas para su personalización.

Esta nueva posibilidad está disponible desde el día 1 de este mes. Pero para la personalización de las matrículas no estarán disponibles todos los emoticonos que empleamos en nuestro día a día en aplicaciones como el Whatsapp. Exclusivamente estarán disponibles 5 emoticonos que corresponden a la cara sonriente, con corazones en los ojos, guiñando un ojo, riéndose y con gafas de sol.

Sólo se podrá incorporar un emoticono por matrícula y éstos deberán ir acompañados por dos números y tres letras. El precio de estas nuevas personalizaciones no es nada barato… y es que cada matrícula con emoticono tendrá un precio de 475 dólares australianos, unos 300 euros al cambio.

Foto de Brisbane Times

Debemos ser conscientes de que las matrículas de nuestros coches son elementos identificativos. Bill Potts, Presidente de la Sociedad Legal de Queesland, ha afirmado que estas nuevas incorporaciones supondrán un problema a la policía para la identificación de las matrículas con sus sistemas automáticos de escáner.

“Claramente el Gobierno está intentando hacer más interesantes las matrículas, con la vista puesta en conseguir más dinero y puedo entenderlo. Pero el objetivo de las matrículas es que la policía pueda identificar los vehículos. ¿Cómo se anota el emoticono de tu matrícula después de un accidente?” ha señalado el propio Potts.

La personalización de los vehículos es cada vez mayor. Los coches actuales cuentan con todo tipo de detalles personalizados por el propietario y las matrículas son también un ejemplo de ello. En nuestro país la personalización de las matrículas está prohibido. El artículo 8 del Real Decreto 2822/1998 señala que “queda prohibido efectuar cambios o retoques en los números de identificación del bastidor, así como en las placas e inscripciones reglamentarias”. En el Anexo XVIII del mismo Real Decreto se indica que “el fondo de las placas será retrorreflectante, de color blanco, y los caracteres estampados en relieve irán pintados en color negro mate”.

Sin embargo en Estados Unidos existe un gran negocio alrededor de la personalización de las matrículas. Es legal incorporar en éstas frases ocurrentes así como dibujos o símbolos. En función del Estado existen unas limitaciones u otras.

Fuente: El País

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta