En algunas ocasiones hemos hablado de las matrículas personalizadas, un elemento presente en algunos países que ha dado lugar a situaciones tan irreales como que se pidan 16,5 millones de euros por una placa. Sin embargo, la matrícula en España siguen un modelo establecido y no hay margen ninguno para la creatividad o a la diferenciación. Por lo tanto es muy difícil que lleguemos a ver las nuevas matrículas digitales que han llegado a Estados Unidos.

California es el primer estado que ha aprobado estas novedosas placas que abandonan la tradición analógica para pasarse al formato digital. El primer modelo es la RPlate Pro, que fue presentado hace varios meses por la empresa Reviver Auto. En esencia, se trata de una pantalla de tinta electrónica (como la de un Kindle), que va conectada a internet y que permite mostrar mensajes personalizados, además de la identificación del vehículo.

Según sus creadores, todo son ventajas. Argumentan que son más seguras y que cuentan con sistema antirrobo, que ofrecen una mayor visibilidad que las tradicionales y que son más resistentes, aguantando todo tipo de condiciones climáticas. También se jactan de que la conexión a la red hace posible que se pueda rastrear un coche que haya sido robado (siempre que no se deshagan de la matrícula). Estos motivos parecen haber convencido en California y ya está en marcha un proyecto piloto.

Quizás lo menos ventajoso de las matrículas digitales es su precio. No serán facilitadas por el gobierno, quien las quiera tendrá que acudir a los concesionarios y pagar su precio. Además no serán baratas, se espera un coste de unos 699 dólares por el aparato y posteriormente unos 7 dólares al mes por la conexión a internet. Veremos si estas placas van ganando popularidad con el tiempo y terminan abarantándose. Por el momento algunas empresas con flotas de vehículos se han interesado, no hay que olvidar que podrían incluir la publicidad para sacar rentabilidad a este aparato.

Fuente: Carscoops / Reviver Auto

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta