En los últimos cien años, Chevrolet ha sido responsable de algunos de los diseños más importantes e innovadores de la historia del automóvil.

¿Y quién sabe qué coches se convertirán en iconos del automóvil en los próximos cien años? Ed Welburn, Jefe de Diseño Global de General Motors, es la persona encargada de la envidiable tarea de marcar las tendencias en Chevrolet. Allá por septiembre de 2003, Welburn pasó a ocupar el puesto que anteriormente habían ocupado sus “ídolos de toda la vida”, los diseñadores Harley Earl y Bill Mitchell.

En este artículo, ofrece una mirada retrospectiva sobre los que considera los diez modelos más notables e icónicos de la historia de Chevrolet.

Chevrolet Classic Six (1912)

1912 Chevrolet Classic Six

El Classic Six fue el primer coche en llevar la marca Chevrolet desde que William Durant y Louis Chevrolet se unieron para fundar una empresa de fabricación de automóviles (usando como marca el apellido del piloto de carreras suizo). Era una gran máquina, potente y lujosa, que albergaba el motor de mayor capacidad que llevó un Chevrolet hasta la era de los V8 de bloque grande, en 1958.

Este imponente coche costaba 2.150 dólares, un dineral para la época, pero era el coche soñado por Louis Chevrolet, que lo diseño en colaboración con el ingeniero francés Etienne Planche. Presentado en 1911, salió al mercado en 1912, aunque solo se vendió hasta 1914, cuando la compañía se centró en coches más asequibles, lo que provocó la dimisión de Louis Chevrolet. Se fabricaron un total de 5.987 unidades… pero fue el primer Chevrolet, de ahí su importancia.

Chevrolet Deluxe Sport Coupe (1932)

1932 Chevrolet Deluxe Sport Coupe

Se lanzó en plena Depresión, en un año en el que las ventas de Chevrolet habían caído un 50%. Pero el Sport fue uno de los modelos anteriores a la Segunda Guerra Mundial más bellos de Chevrolet; Se trataba de un auténtico biplaza… al menos en su interior, pues para que entraran más pasajeros era preciso que se las arreglaran en el asiento abatible del maletero. Divertido cuando hacía buen tiempo, aunque no tanto en climas lluviosos.

“Era un modelo estupendo,” opina Ed. “Dice mucho de lo que es Chevrolet: casi todos los términos que podemos usar para describirlo se pueden también aplicar a los coches actuales. Tenía carácter, su precio era asequible y se adecuaba perfectamente a su tiempo. Los clientes tenían la sensación de haber comprado mucho coche a cambio de su dinero, y esa sensación sigue percibiéndose hoy en día.”

Chevrolet Suburban Carryall(1936)

1936 Chevrolet Suburban

Posiblemente fue el primer todoterreno de la historia, un vehículo de carga duro, sólido y eficiente, formado por una estructura de ranchera montada sobre el chasis de una camioneta pequeña. Oportunamente bautizado como Suburban Carryall – ya que, como el propio nombre inglés “carry-all” indica, era capaz de llevar toda clase de carga –,

Sus orígenes se remontan a 1933 y a una estructura de madera de ocho asientos habilitada sobre un armazón de camioneta de media tonelada de peso, pensado para su uso por unidades de la Guardia Nacional y de los Cuerpos Civiles de Conservación. Cuando se puso a la venta para el público en general se le añadió una carrocería metálica con ocho puertas de panel o una puerta trasera en la parte posterior. “Estaban creando un híbrido entre coche y furgoneta,” apunta Ed sobre el vehículo que dio origen al nombre (Suburban) que más tiempo ha permanecido en un modelo en la historia del automóvil (de 1936 a la actualidad). “Y tiene un interior fantástico, muy bien acabado. Podría considerarse como el primer vehículo híbrido; tiene mucho en común con el Captiva.”

Chevrolet Pick-Up (Pick 1948)

1948 Chevrolet Pick-Up

Las camionetas (en el sentido de pequeños vehículos comerciales) y las furgonetas son una parte tan sustancial de la historia de Chevrolet como los coches. Y la gama de 1948 fue una de las más importantes que la compañía ha fabricado.

Comenzaron a producirse en el verano de 1947, y fueron los primeros automóviles de GM con diseño totalmente posterior a la Segunda Guerra Mundial, lo que los situó entre los vehículos más modernos del momento. Un punto fuerte nada desdeñable para un producto que pretendía ser utilitario y apto para trabajos duros. El pilar fundamental de la gama de 1948 era la versátil y práctica pick-up de media tonelada, que prestó sus servicios en todos los rincones del mundo. “Se te pone una sonrisa en la cara cuando ves una,” opina Ed de este vehículo de carga tan simpático. “Tenía un contorno precioso, lo que no le impedía hacer bien su trabajo. Era limpia, sencilla y asequible.”

Chevrolet Corvette (1953)

1953 Chevrolet Corvette C1

“Fue el primer Corvette,” opina Ed del Chevrolet que creció hasta hacerse una leyenda del mundo del motor. Creado por el no menos legendario jefe de diseño de GM Harley Earl, el biplaza deportivo Corvette de 1953 pretendía dar un giro radical a la imagen de Chevrolet, así como hacer frente a la oleada de deportivos importados de Europa que por aquel entonces inundaban los Estados Unidos.

Uno de sus rasgos más novedosos era su estructura de fibra de vidrio. Sin embargo, en un principio este coche no tuvo demasiado éxito y simplemente con la introducción de unos retoques en el diseño se convirtió en toda una sensación.

“Era un modelo al que no hice mucho caso durante años,” reconoce Ed. “Pero ahora me encanta. Nunca olvidaré la primera vez que vi uno. Tendría yo unos siete años y caminaba por una calle con árboles cuando un Corvette dobló la esquina, pasó haciendo ruido sobre las hojas caídas y desapareció. Y yo me quedé así como diciendo: “Buf, ¡cómo mola!'”

Chevrolet Bel Air (1955)

1955 Chevrolet Bel Air Coupe

Chevrolet modernizó sus coches en 1955 con lo que se llamó “estilo Motoramic”, para describir vehículos de gama alta como el Bel Air, además de introducir el legendario motor ‘small-block’ (“de bloque pequeño”) de ocho válvulas.

Su excitante rendimiento y su diseño llamativo, que transmitía colorido y confianza, hicieron que los Bel Air de 1955 – cupés, convertibles y rancheras – destacaran sobre los demás coches. Tal fue el grado de distinción de los automóviles fabricados por General Motors entre 1955 y 1957 que se creó un apodo especial para ellos, los ‘Tri5’. “En mi opinión, el Bel Air del 55 es el mejor de los Tri5,” afirma Ed. “Suponía un gran cambio para 1955, era muy fresco y contemporáneo. Era un coche que parecía más caro de lo que realmente era, lo cual podría aplicarse también al actual Cruze.”

Chevrolet Corvette Sting Ray (1963)

1963 Chevrolet Corvette Split Window

“Un coche alucinante,” dice Ed del Corvette Sting Ray de 1963, el modelo que elevó la gama Corvette a nuevas cotas. Basado en un “show car” (un coche creado específicamente para salones y exposiciones) ideado por el Jefe de Diseño Bill Mitchell, el Sting Ray de líneas angulares y elegantes era más sofisticado y cosmopolita que los anteriores Corvette, aunque el paso del tiempo no le hizo olvidar que su principal fin en la vida era provocar excitación, tanto por su aspecto exterior como por sus prestaciones de conducción.

Algunos de los rasgos distintivos de este deportivo– que se fabricaba también en fibra de vidrio – eran los faros retráctiles movidos eléctricamente y, en el coupé, la ventanilla trasera que acabaría por convertirse en su motivo más característico. Recuerda Ed: “Todo en él era nuevo. De hecho, todo era tan nuevo que hasta tuvieron que ponerle un nombre nuevo: Sting Ray. Desde entonces, su influencia puede verse en cada modelo de Corvette, incluso en los modelos actuales. El interior de la cabina dual sigue presente hoy en día en el Corvette y en el diseño de los interiores de Chevrolet actuales.”

Chevrolet Pick-Up (1967)

1967 Chevrolet Pick-Up

Grandes, rudas y resueltas: la nueva generación de camionetas pick-up que Chevrolet lanzó en 1967 eran máquinas duras diseñadas para hacer su trabajo. Prácticas y potentes, de diseño sobrio, se comercializaron como vehículos de transporte en general y, a la vez, como vehículos de trabajo, lo que amplió su atractivo y su perfil dentro del mercado de masas.

“Era un diseño típicamente americano,” asegura Ed. “En cuanto ves esa camioneta, te imaginas al típico tío con vaqueros y la caja de herramientas en la parte de atrás. Muchos de los términos que he usado para describir a las primeras pick-ups pueden aplicarse también a estas.”

Chevrolet Pick-Up (1989)

1989 Chevrolet Pick-Up

Las camionetas pick-up seguían teniendo gran importancia para la cartera de Chevrolet a finales del siglo XX, y la cuarta generación de la serie C/K – con faros compactos y apariencia cuadrada y resistente – era prácticamente un homenaje a esa importancia. Naturalmente, su razón de ser era la utilidad en el trabajo y el transporte de mercancías.

Sin embargo, su uso cada vez mayor como vehículos que reflejaban un “estilo de vida” hizo que Chevrolet ofreciera también una gama deportiva, lo que contribuyó a las espectaculares cifras de ventas de estos vehículos. Máquinas perfectas para entregas rápidas de mercancías, y más perfectas aún para marcar estilo en la carretera.

“Es un diseño muy limpio, que sigue pareciendo moderno hoy en día,” según Ed. “Las cifras de ventas fueron increíbles. Ahora que estamos trabajando en las próximas pick-ups de Chevrolet, los chicos ponen fotos de ellas en la pared, para inspirarse.”

Chevrolet Camaro (2010)

2011 y 1969 Chevrolet Camaro Convertible

Ed es un gran aficionado a todos los Camaros, hasta el punto de poseer un modelo clásico de 1969. “Pero decidí poner en esta lista el Camaro 2010 antes que el 69. Supo conectar con gentes de todo el mundo”.

“Cuando introdujimos este concepto de coche vi a personas adultas, hombres y mujeres, con lágrimas en los ojos. Es un coche apreciado en todo el mundo.”

Cuando Ed y su equipo trabajaban en el nuevo Camaro, “traje mi propio Camaro 69 al estudio para que sirviera de inspiración y les dije a todos: ¡quiero que superéis esto!”

Aunque el estilo musculoso del actual Camaro mantiene reminiscencias de los primeros Camaros del período 1967-1969, Ed no insiste en que la versión 2010 “no es un diseño inspirado en el pasado, sino muy proyectado hacia el futuro. Siempre tengo la vista puesta en el futuro, pero la herencia está muy presente en Chevrolet, y hay que trabajar a partir de ello, no querría fabricar una versión retro del Camaro”.

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta