Con la desescalada se van reanudando poco a poco algunas actividades. Ya hablamos de la apertura de las Jefaturas Provinciales y Locales de Tráfico y hoy toca hacerlo de otra cuestión importante relacionada de la DGT. Se trata de los exámenes de conducir, que han estado parados durante todo el estado de alarma por la situación. Ahora que se va avanzando por las distintas fases de la desescalada, ya conocemos las fechas y condiciones en las que se harán.

Al igual que la apertura de sus Jefaturas, el punto que marca la reanudación de exámenes teóricos y prácticos para la obtención del permiso de conducir es la Fase 2 de la desescalada. Por lo tanto, en algunas provincias ya se pueden realizar desde el 25 de mayo, mientras que en otras todavía habrá que esperar. La DGT ha tomado algunas medidas específicas para que se haga de forma segura y ha realizado un protocolo con la ayuda de asociaciones y sindicatos del sector.

La primera decisión de la DGT ha sido mantener el servicio de exámenes todo el periodo estival por la situación excepcional (antes se paraba en el mes de agosto). Los exámenes en centros desplazado se pueden mantener si se cumplen las medidas de limpieza y desinfección y de distancia social, la decisión dependerá del Jefe Provincial de Tráfico. En los centros de exámenes se prohíbe la permanencia en las zonas de espera de personas que no tengan una relación directa con la realización de la prueba. El traslado de expedientes de una provincia a otra queda limitado temporalmente.

Exámenes teóricos

Los exámenes teóricos serán los primeros en reanudarse, dando prioridad a las pérdidas de vigencia del permiso de conducir y también a los que sean para vehículos de mercancías peligrosas. Poco a poco se irán incorporando el resto, que se harán en aulas preparadas con la correspondiente distancia de separación de 2 metros entre aspirantes. Aunque la capacidad inicial será inferior, se intentará incrementar las convocatorias. Para realizar el examen, los aspirantes tienen que llevar guantes y mascarilla, mientras que habrá hidrogel para que lo usen cuando sea necesario.

Exámenes de pista

En el caso de aquellas pruebas que se realizan en circuito cerrado, también se comenzarán a realizar de forma escalonada. El objetivo es evitar aglomeraciones, algo que se conseguirá al ser zonas amplias de pista en las que se puede mantener la distancia de seguridad. Es recomendable que cada alumno lleve su propia equipación y se prohibirá la permanencia en el circuito de personas ajenas a la prueba, como en los exámenes teóricos.

Exámenes prácticos

La realización del examen práctico es la que más cambios ha requerido por su tipología. Antes podían ir varios alumnos, mientras que ahora en el vehículo solo irán el examinado y su profesor en la parte delantera y el examinador en la parte trasera. Todos ellos tendrán que llevar guantes y mascarilla. En cuanto la prueba sea sea declarada no apta por acumulación de faltas o comisión de una falta eliminatoria, se interrumpirá inmediatamente, no se prolongará para reducir el contacto social.

Por otro lado, las explicaciones sobre el examen se darán fuera del coche y manteniendo la distancia de seguridad. Las autoescuelas tendrán que encargarse de la correcta limpieza y desinfección de los vehículos entre exámenes. En el caso de las motor, se exigirá un intercomunicador manos libres bidireccional y eficaz con un micrófono de uso individual. No se aceptarán equipos en los que el examinador se vea obligado a una manipulación (colocarse auriculares o micrófono cercano a la boca), salvo que se garantice su higienización.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta