Aunque parezca mentira, hace casi una década desde la llegada del Aston Martin One-77. Podemos decir sin miedo a equivocarnos que se trata de uno de los mejores superdeportivos de los últimos años debido a muchos factores. Pero, sin embargo, últimamente ha parecido caer en el olvido, probablemente debido a su exclusividad y a que no sea habitual verlo por ahí. Hasta que aparece una unidad impoluta como de la que hablamos en esta noticia, que será subastada por Bonhams.

Concretamente se trata del número 28 de las 77 unidades que se fabricaron. Para aumentar su exclusividad hay que mencionar que se trata del sexto de los siete ‘Q-Series Special Editions’ que se hicieron. En definitiva, un ejemplar con un pedigrí difícil de alcanzar que sale a la venta con su exterior Morning Frost White y su interior Kestrel Tan. Bueno y también con solamente 300 kilómetros en su odómetro después de siete años.

El Aston Martin One-77 desde su lanzamiento fue alabado por su diseño, que mezclaba las corrientes clásicas y las modernas. Sus dimensiones armónicas eran apoyadas por un largo capó y un voladizo trasero muy corto, además de estrenar un nuevo lenguaje de diseño elaborado por Marek Reichman. Un biplaza con monocasco de fibra de carbono y carrocería de aluminio que estuvo a la vanguardia de la técnica en su momento.

A esto hay que sumar el excelso motor V12 atmosférico de 7.3 litros que había recibido una puesta a punto con ayuda de Cosworth. El resultado fueron unos impresionantes 750 CV y Nm de par que pasaban al eje trasero a través de una transmisión secuencial de seis velocidades. De este modo era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 354 km/h.

Ahora este espectacular ejemplar podrá cambiar de manos por un precio estimado de entre 1,9 y 2 millones de euros.

Fuente: Bonhams

Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta