Logo de Noticias Coches
Falcon F7 – 2
Mario Nogales

¿Quieres tener una marca de superdeportivos? Falcon Motorsports está a la venta

Es habitual que de cuando en cuando aparezcan pequeños fabricantes que se dediquen a la producción de superdeportivos de forma exclusiva y casi artesanal. Algunos eruditos, como Pagani o Koenigsegg, consiguen triunfar y alcanzar la fama mundial, al tiempo que otros se quedan por el camino. Es el caso de Falcon Motorsports, una marca que está a la venta después de no conseguir hacerse un hueco en la industria. Además, su precio es apenas lo que costarían tres de sus coches en su momento.

Pero antes de eso hay que empezar diciendo que Falcon Motorsports es una firma que fue fundada en el año 2009 en Michigan, Estados Unidos. Detrás del proyecto estaba el diseñador e ingeniero, Jeff Lemke, que tenía como objetivo hacer auténticos superdeportivos que transmitiesen el carácter americano. La primera aproximación fue en el Salón de Detroit del año siguiente, donde llegaron con un prototipo que rápidamente captó la atención de muchos de los asistentes por sus cualidades.

Era la primera piedra en el proyecto del Falcon F7, el modelo que más popularidad ha tenido en la marca. En 2012 cuando llegó la versión de producción se mantuvo prácticamente igual que el prototipo, con un chasis monocasco hecho en materiales ligeros como el aluminio, la fibra de carbono y el kevlar; con una disposición de motor central y propulsión. Con esta configuración tan característica de los superdeportivos, destacaba por un diseño robusto y llamativo.

También por la mecánica que daba vida al F7. Se trataba de un derivado del LS7 de GM, un fastuoso V8 atmosférico de 7.0 litros que había recibido algunas modificaciones para desarrollar una potencia de 629 CV y 813 Nm de par. Por si esto fuera poco, también proyectaron una versión con motor biturbo que disparaba la potencia por encima de los 1.100 CV y permitía una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos. Una auténtica bestia con unas cifras al alcance de pocos.

El Falcon F7 se anunció a un precio de alrededor de 250.000 dólares, más o menos lo que podrían costar los Ferrari, Lamborghini o McLaren con los que pretendía competir. Sin embargo, la acogida que tuvo el superdeportivo de Detroit no fue demasiado satisfactoria. De hecho, hasta la fecha sólo se han producido siete unidades del modelo (uno de ellos en posesión de la compañía). Un fiasco en toda regla que ha derivado en que la empresa entera salga a la venta.

No hablamos de una participación ni nada por el estilo, actualmente se puede comprar todo lo que engloba Falcon Motorsports por 675.000 dólares. Es un precio bastante reducido si tenemos en cuenta de que no llega a ser ni lo que costaban tres de sus F7 en su momento. En el «pack» se incluyen todas las herramientas, moldes y materiales necesarios para la producción, además de las marcas comerciales, derechos de autor, logotipos, secretos comerciales, datos de ingeniería, bocetos y toda la información y propiedad intelectual.

Fuente: Loopnet

  • Estados Unidos
  • superdeportivo