El Ferrari 330 GT 2 + 2 Shooting Brake es un automóvil único. Diseñado por el equipo estadounidense de Bob Peak y Luigi Chinetti Jnr, fue construido a mano por los famosos carroceros italianos de Vignale. Solamente se fabricó uno y, fatídicamente, fue el último automóvil concebido por Alfredo Vignale, que murió trágicamente en un accidente automovilístico.

La base de este modelo fue el Ferrari 330 GT 2 + 2, un coche lanzado en 1964 como evolución del 330 America, con faros cuádruples, una parrilla extendida y una distancia entre ejes de 50 mm más larga. Un año después, en 1965, se lanzó una versión revisada con faro doble más tradicional, llantas de aleación en lugar de las de radios originales, una caja de cambios de cinco velocidades y opcionales como el aire acondicionado o la dirección asistida.

Este coche se hizo muy famoso por el hecho de convertirse en el primer coche de John Lennon. La leyenda cuenta que en febrero de 1965 se corrió la voz en Londres de que el músico de los Beatles acababa de aprobar su examen de conducir. Como cualquier otro joven millonario, se convirtió en un objetivo para los vendedores de coches de lujo, que aparecieron en su despampanante casa en Weybridge, Surrey, con sus mejores unidades. Solamente a un concesionario de Ferrari se le ocurrió que, como Lennon tenía un hijo pequeño (Julian) era mejor un coche con 2+2 asientos que los coupés biplaza que llevó el resto. Acertó de lleno y cerró su venta a John Lennon.

Quizá si hubiese aparecido con este exclusivo Ferrari 330 GT 2 + 2 Shooting Brake también se lo hubiese comprado al ganar capacidad de carga (perfecto para las guitarras)… pero este modelo se estaba entonces fraguando al otro lado del Atlántico. A mediados de la década de 1960 un par de estadounidenses creaban Bespoke Ferraris, una empresa destinada a acercar automóviles hechos a medida por los italianos a sus compatriotas.

Por un lado estaba Bob Peak un famoso ilustrador comercial estadounidense creador de carteles de películas tan famosas como West Side Story, Star Trek, Superman, The Spy Who Loved Me o Apocalypse Now. Por otro Luigi Chinetti Jnr, hijo del famoso importador de Ferrari, Luigi Chinetti, que a pesar de criarse entre deportivos y pilotos, comenzó su carrera barriendo el concesionario, antes de abrirse camino para convertirse en piloto de carreras y diseñador de coches.

Su empresa no cuajó, pero dejaron para la posteridad este Ferrari 330 GT 2 + 2 Shooting Brake, un diseño muy vanguardista para la época, mucho más moderno que el Ferrari 330 GT 2 + 2 en el que se basaba. El coche fue mostrado por vez primera en el Salón de Turín de 196, donde causó sensación. Apenas compartía con el Ferrari del que partía una parte de cada puerta y el parabrisas. El resto de las líneas parecían venidas de una década más adelantada.

La forma de ocultar sus cuatro faros tras unas lamas, que se extienden hasta la aleta delantera, con unos minúsculos paragolpes bajo ellos, es algo que no se había visto hasta entonces. También era extraordinaria la serie de orificios de ventilación que aprecen desde la línea central de la puerta, sobre el techo. Ya en la zaga, el portón de vidrio podría abrirse, un recurso que emplearía el Volvo 1800 ES… años después.

Bajo el capó, el Ferrari 330 GT 2 + 2 Shooting Brake contaba con el mismo motor SOHC V12 de 3.967 cc que el 330 GT normal, con tres carburadores Weber de doble garganta, que entregabas 300 CV a 6.600 rpm mediante una caja de cambios manual de 5 velocidades.

El automóvil único ha atraído a muchos coleccionistas en los últimos tiempos y de hecho Jay Kay (Jamiroquai) se hizo con él durante un tiempo. Ahora que parece que ha vuelto el interés y la popularidad de los Shooting Brake (ojo al Proceed de Kia) vuelve a salir en numerosos artículos sobre este tipo de carrocerías, que lo señalan siempre como uno de los mejores ejemplos de estos coches de la historia.

Quizá por ello vuelve a estar de nuevo en venta. Dentro de un mes, el próximo 8 de diciembre, cambiará previsiblemente de manos en la subasta de RM Sotheby en el Petersen Automotive Museum. No hace falta hacer reservas para pujar, por lo que si quieres, haz clic en el enlace más abajo y regístrate para hacer tu oferta (si es que cuentas con una buena cuenta corriente, claro).

Fuente: RM Sotheby’s
Galería de fotos (Erik Fuller, cortesía de RM Sotheby’s):

Ver galeria (26 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta