Como lo demostró el Ferrari 348 TB de 1991 que presentamos el mes pasado, los especiales modelos del cavallino firmados por Zagato siempre serán una división entre los entusiastas de los automóviles. Pero, la historia de este exclusivo Ferrari 330 GTC Zagato de 1967 explica por qué se estima que alcance un precio en subasta cercano a los 500.000 dólares, cerca de 450.000 euros.

En 1967, el importador de Ferrari, Luigi Chinetti, vendió este 330 GTC chasis #10659 a Gerald L. Buhrman de Ann Arbor, Michigan. Chinetti no pudo prever cómo el coche pronto terminaría chocando en Massachusetts por su segundo propietario, Robert V. Kennedy (no, no ese Kennedy). Cuando Chinetti vio el daño, decidió enviar el deportivo italiano a Milán para crear coche de techo, un modelo único.

De hecho, el chasis #10659 fue el segundo auto que Luigi Chinetti, Jr. envió a Zagato para vestirse en un taller de fabricación a medida. El primero estaba basado en un Ferrari 250 GT SWB California Spyder. Según la casa de subastas RM Sotheby’s, Carrozzeria Carlo Marazzi y M. Gastone Crepaldi SaS se unieron al proyecto después de que se retirara la carrocería de Pininfarina del automóvil

El Zagato terminado debutó en el Salón de Ginebra en 1974, luciendo unas formas angulares con un techo extraíble. Era lo suficientemente divertido y, a Kennedy le gustó tanto, que se lo compró a Chinetti. Después del espectáculo en Ginebra, el automóvil apareció en la revista Quattroporte en Italia, en nombre de su propietario con sede en EE.UU.

Este ejemplar, sin embargo, se convertiría en una edición exclusiva hecha expresamente para el importador norteamericano de Ferrari. Al finalizar, Zagato estaba evidentemente muy orgulloso del resultado. Después de su breve estadía en Europa, el coche fue enviado de regreso a América, donde permaneció durante varios años. Se mostró en Pebble Beach en 1996 y se ha presentado en varios libros y artículos, como The Ferrari Legend: The Road Cars.

Este Ferrari 330 GTC Zagato ha formado parte de la prestigiosa colección Schermerhorn por varios años. El Sr. Schermerhorn compró el coche, ya que era una unidad que representaba el estilo de Zagato en un cuerpo de Ferrari. Desde su adquisición, ha sido certificada por la FIVA en Holanda en 2004 y fue invitado a participar en la Villa d’Este Concours.

El desagrado provocativo de Zagato por la conformidad se muestra claramente en la forma y detalles generales de este coche

Zagato dio un gran golpe a la conformidad con este diseño aerodinámico, el cual cuenta con un frontal cincelado con faros cerrados, líneas suaves, manijas de las puertas al ras de la carrocería  y un techo de estilo targa extraíble. El diseño completamente nuevo mantuvo la postura del 330 GTC, pero le dio a este clásico un aspecto mucho más moderno: uno que presagiaba las tendencias de estilo que surgieron en la década de 1970 en una escala mayor.

Este modelo es el único Ferrari 330 GTC vestido por Zagato y uno de los 18 Ferrari con carrocería de Zagato de todos los tipos, 11 de los cuales son ya verdaderos clásicos. Anteriormente juzgado en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, RM Sotheby’s ofrecerá el único Ferrari 330 GTC carrozado por Zagato en su subasta de Villa Erba.

Fuente: RM Sotheby’s
Galería de fotos (cortesía de RM Sotheby´s):

Ver galeria (25 fotos)

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta