En los años 60 Porsche denominó a sus descapotables con techo rígido desmontable como Targa (a raiz del 911 Targa que aún se fabrica). Pero esta había sido una solución técnica que ya se había empleado por otros fabricantes. Y uno de los ejemplos es el Fiat 1200 Wonderful, el primero en usarla después de la Segunda Guerra Mundial (a no ser que se nos escape algún modelo).

Y es que el techo del Fiat 1200 Wonderful se diseñó para poder ser retirado y colocado en el maletero, lo que permitía a sus ocupantes disfrutar del aire libre en marcha… sin las complicaciones que entonces implicaba plegar una capota manual.

El 1200 Wonderful fue creado por Giovanni Michelotti de Vignale a finales de la década de 1950. El automóvil empleaba el tren de rodaje del Fiat 1200, un automóvil muy popular en Italia que se ofrecía en una variedad de carrocerías, de cuatro puertas y dos puertas –más deportivas–. El 1200 se basaba en el Fiat 1100, sobre el que se realizaron  una serie de mejoras, incluido un mayor motor, con más potencia.

Al Fiat 1200 lo impulsaba un motor de cuatro cilindros en línea de 1.221 cc disponible en varias versiones, que entregaban entre 40 y 53 CV. La potencia se enviaba a las ruedas traseras mediante una transmisión manual de cuatro relaciones, donde había un eje asentado sobre ballestas y amortiguadores telescópicos. La suspensión delantera era independiente con resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos, con una barra estabilizadora delantera. Tenía cuatro frenos de tambor.

Toca ahora hablar de Giovanni Michelotti, un diseñador italiano, de los más prolíficos del siglo XX. Además de numerosos Ferrari, Maserati, Lancia o Alfa Romeos, también son obras suyas varios Triumph, Alpine, camiones Leyland y hasta el BMW 2002.

Michelotti diseñó el Fiat 1200 Wonderful en 1957 para el carrocero italiano Vignale. Es un ejemplo fabuloso del diseño de la época: tiene un parabrisas profundamente inclinado que insinúa su orientación deportiva, numerosos detalles cromados, aletas traseras gemelas que terminan en las luces traseras o el elegante frontal rematado con un capó con una salida descentrada, para alimentar los carburadores gemelos.

Además estaba el techo desmontable, una elección bastate inusual en la época pero que tenía sentido cuando piensas en la orientación del 1200 Wonderful: un deportivo diseñado para excursiones de fin de semana, con asientos traseros para pasajeros adicionales y algo de espacio en el maletero.

Se piensa que solamente se fabricaron cinco unidades del Fiat 1200 Wonderful, además de un coche de exhibición. Se trata de un modelo extremadamente raro, que en muy pocas ocasiones se ponen a la venta. Este que ves en las imágenes es uno de ellos. Con número de chasis 388137, salió de la planta de montaje en 1958. En 2018, 60 años después, recibió una restauación completa, por dentro y por fuera.

Equipa su motor original, con carburadores dobles y, desde que se completó su restauración, solamente se pudo ver en una ocasión, en el Concurso de Elegancia 2018 en Hampton Court Palace. Eso, antes de ser vendido en Monterey el pasado 15 de agosto, por 181.500 dólares, nada menos.

Fuente: RM Sotheby´s

Galería de fotos (cortesía de RM Sotheby´s):

Ver galeria (58 fotos)

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta