El Fiat Uno es, probablemente, uno de los modelos más reconocidos del fabricante italiano. Este subcompacto (segmento B) nacido en 1983 ha estado en producción durante más de 20 años, ya que no solo fue un vehículo destinado a prácticamente toda Europa; también para América Latina, el sur de Asia, África e incluso en Nueva Zelanda. A lo largo de sus tres interpretaciones, se han vendido más de 11 millones de ejemplares.

De hecho, el Fiat Uno es la octava plataforma en el mundo de la automoción más exitosa de la historia. Y aunque de primeras eso puede ser una buena noticia, como todo en la vida, hay una de cal por una de arena. Con tantos de ellos fabricados, no es de extrañar que el Uno no sea lo que se dice un preciado objeto de colección. Sin embargo, si te embarga un sentimiento de nostalgia por el pequeño italiano, o simplemente te encanta, hay un ejemplar a la venta en Alemania que parece, literalmente, recién salido del concesionario.

Bueno, para ser más exactos, está esperando a salir de él (de nuevo). Sportscars4you, el centro con sede en Himmelreichstraße que está ahora a su cargo, pide por él 5.900 euros. Ahora, antes de dar un grito al cielo por el importe solicitado por un Fiat Uno, debes saber que no estamos hablando de un modelo cualquiera. Esta unidad inmaculada pintada en azul marino ha sido un vehículo de demostración durante toda su vida, cubriendo sólo 900 kilómetros desde que se matriculó por primera vez en Alemania en septiembre de 1996.

El coche es tan nuevo que todavía tiene las envolturas de plástico de fábrica en los asientos traseros y el espacio para los pies. Según el anuncio, este Fiat Uno en concreto ha sido cuidadosamente mantenido en un garaje desde que salió de la línea de montaje y solo se ha movido ocasionalmente para inspecciones generales y el cuidado de la mecánica con el paso de los años. Suponemos que también sirvió para dar viajes de prueba relativamente cortos con clientes potenciales a lo largo de las campas donde ha permanecido tanto tiempo.

El interior gris con asientos a cuadros se ve perfecto, aunque es patente a la vista que el Fiat Uno no ofrecía ninguna de las comodidades que damos por sentado en 2020. No hay pantallas digitales en el interior, ni aire acondicionado, ni equipo de música, ni elevalunas eléctricos, ni ordenador de a bordo, ni airbags, ni dirección asistida y un largo etcétera. Pero en su perfecto estado, puede representar una buena inversión, aunque no obstante, habrá que esperar hasta el 2026 para poder matricularlo como un vehículo histórico.

Y si bien hubo una versión “Turbo”, la gran mayoría de las mecánicas eran bastante modestas, con cilindradas de entre 994 y 1.580 cc y cifras de potencia que oscilaban entre los 45 y 118 CV. Este ejemplar en particular presenta un bloque de cuatro cilindros “Fire” de 1.0 litro, con una potencia de 45 CV y 74 Nm de par motor. Acoplado a una transmisión manual de cinco velocidades, podía alcanzar los 145 km/h de velocidad máxima, aunque llegar hasta ahí era una tarea paciente, pues necesitaba casi 18 segundos para llegar a los 100 km/h.

Fuente: Sportscar4you
Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta