Si hace unas semanas nuestro compañero Luis Ramos os presentaba desde Suiza uno de los más famosos iconos americanos, como es el Chevrolet Camaro, ahora su “eterno rival” también nos muestra sus nuevos atributos. Nos referimos, por supuesto, al Ford Mustang, en su versión 2013.

El Pony Car de la marca del óvalo, que saldrá a la venta en la primavera del próximo año, luce un diseño mucho más agresivo que su predecesor, con una parrilla frontal más prominente, a la que se suma el splitter delantero. También encontramos extractores en la parte superior del capó con el fin de evacuar la mayor cantidad de calor generada y de esta forma contribuir a la refrigeración del motor.

Sea cual fuere el punto de vista, resulta de lo más espectacular
Sea cual fuere el punto de vista, resulta de lo más espectacular

Dos nuevos colores (aparte de los anteriores) se encuentran ahora disponibles en la versión 2013: Deep Impact Blue y Gotta Have it Green. La parte inferior de los laterales del deportivo está pintada del mismo color que el resto de la carrocería, con lo que favorece la sensación de calidad percibida.

La parte posterior luce ahora un panel en negro brillante que une los pilotos traseros que, a su vez, muestran un aspecto ahumado, más acorde con la renovada iluminación anterior, en donde se han instalado unos modernos faros de xenón. Tampoco puede faltar la avanzada tecnología LED, tanto en la parte delantera (luces de día) como en la trasera.

Como no podía ser de otra forma, igualmente las llantas han sido renovadas, pudiéndonos encontrar con diversas variantes, que van desde las 17 hasta las 19 pulgadas (empleadas en los modelos tope de gama). Los diseños han sido actualizados, así como los acabados, para realzar la poderosa estampa del modelo yankee.

Si las modificaciones realizadas en el exterior resultan evidentes, tampoco se ha dejado de lado el interior. Unos nuevos asientos deportivos, de la prestigiosa marca Recaro, con los reposacabezas integrados, se encuentran disponibles, de manera opcional, desde los modelos más básicos de la gama. Con ellos es posible realizar una conducción más deportiva, sin que por ello el cuerpo de los ocupantes se mueva sin control de lado a lado.

En el salpicadero, una nueva pantalla de 4,2 pulgadas permite a los usuarios acceder a información relacionada con la eficacia energética o las prestaciones del vehículo. La navegación a través de los diferentes menús es muy intuitiva y se realiza con un mando situado en el volante, e incluyen lo que se ha denominado “Track Apps”, que no son otra cosa que una serie de aplicaciones que miden las fuerzas g, el tiempo que se tarda en acelerar hasta una velocidad o distancia determinada, distancias de frenado  y cronómetro.

Las cualidades dinámicas también se han visto notablemente mejoradas
Las cualidades dinámicas también se han visto notablemente mejoradas

Para completar el equipamiento también se ofrecen dos nuevos sistemas de audio, con la mejor calidad. El equipo de serie, Shaker, cuenta con ocho altavoces y 370 vatios de potencia; el Shaker Pro, incluye nueve altavoces y hasta 550 vatios.

El Mustang 2013 dispone de un propulsor V8 de 5 litros de cilindrada que ahora es capaz de entregar 420 caballos de potencia, convenientemente acompañado por una caja de cambios automática SelectShift, de seis velocidades, de control electrónico. Gracias a un selector ubicado junto a la palanca de cambios es posible optar entre un funcionamiento totalmente automático, o bien un control manual de la misma.

Una nueva opción, el “GT Track Package”, se estrena en 2013 para los clientes que quieran utilizar asiduamente su Mustang en un circuito. Sólo está disponible para la versión GT con cambio manual, e incluye mejoras en la refrigeración, el mismo diferencial Torsen que equipa el Mustang Boss 302, frenos delanteros Brembo de 14” de diámetro, pastillas de freno de competición, llantas de aleación de 19 pulgadas y neumáticos especiales.

También veremos por primera vez en un Mustang equipado con cambio manual el “Hill Start Assist” (o asistente de arranque en cuesta) que, como podréis suponer, evita que el vehículo se vaya hacia atrás al soltar el freno cuando se pretende iniciar la marcha en una pendiente.

Pero parafraseando a Súper-ratón, diremos aquello de: “No se vayan todavía, que aun hay más…”

Galería de imágenes:

Ver galeria (11 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. Ojalá Ford se atreva a traerlo a Europa… No vendería muchos, pero creo que ganaría en imagen… y es tan agradable encontrarse por uno en la carretera…

Deja una respuesta