No hay ninguna duda de que el Ford Mustang es uno de los mayores iconos del mundo del motor. El muscle car de origen americano lleva 56 años de historia a sus espaldas a lo largo de sus seis generaciones y parece que todavía a día de hoy se mantiene en forma. De hecho, este ejemplar se vuelve a coronar como el deportivo más vendido del mundo en 2019 a juzgar por las cifras que han sido publicadas recientemente.

Son nada menos que 102.090 unidades del Mustang las que se vendieron el pasado año 2019 según IHS Markit. Es una cantidad algo inferior a la de otros años pero sirve para seguir estando a la  cabeza de esta clasificación. De hecho, este modelo también se lleva el premio al coupé deportivo más vendido (engloba modelos de dos puertas y convertibles), un galardón que cumple ya por quinto año consecutivo.

Una de las claves del Ford Mustang es que la sexta generación, que está presente desde 2015, se trata de un producto global que ha ayudado a mejorar considerablemente las ventas. De esta actual generación van ya 633.000 unidades vendidas en nada menos que 146 países. El año pasado se registraron algunos datos positivos para el modelo en Europa, como un aumento de sus ventas del 33 % en Alemania, casi un 50 % en Polonia y llegando prácticamente a duplicarse en Francia.

Aunque tampoco hay que mentirnos, el Ford Mustang es el superventas que es gracias al éxito que tiene en Estados Unidos, en su mercado natal. Allí puede presumir de ser el deportivo más vendido de los últimos 50 años. No es para menos, pues el muscle car está disponible con la carrocería Fastback y con la convertible. La mecánica que encandila a su público es el V8 atmosférico de 5.0 litros con 450 CV, disponible tanto con la caja de cambios manual como con la transmisión automática de diez relaciones, aunque también está disponible con el 2.3 EcoBoost de cuatro cilindros y 290 CV.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta