Ya ha sido presentado el nuevo Ford Mustang Shelby GT350 2019, una actualización para una de las versiones más deportivas del ‘muscle-car’. Lo cierto es que el restyling del Mustang ya lleva tiempo en el mercado y la variante firmada por Shelby estaba a la espera de recibir esa actualización. Este modelo se trata de una antesala para el tope de gama, el Mustang Shelby GT500, que llegará dentro de unos meses y promete ser más radical que nunca.

Y volviendo al ejemplar que nos atañe, las primeras modificaciones aparecen en su exterior. Vemos como la aerodinámica se mejora con nuevas tomas de aire y un alerón que genera más apoyo en el tren trasero. Tras las nuevas llantas de 19 pulgadas se puede ver unos frenos Brembo de seis pistones delante y cuatro detrás. Van calzadas por unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 específicos para este modelo. También se ajustan la suspensión MagneRide y la dirección para ofrecer una respuesta más deportiva.

Bajo su capó se mantiene el motor V8 atmosférico de 5.2 litros con 533 CV y 581 Nm de par, el más potente de estas características que haya hecho la marca. Va ligado a una caja de cambios manual Tremec de seis velocidades y mantiene su línea roja en las 8.250 revoluciones. La puesta a punto de este Ford Mustang Shelby GT350 ha sido hecha por Billy Johnson, el piloto oficial de la marca que compite en el WEC con un Ford GT y en el IMSA con un Mustang GT4.

Pero no todo es potencia, sino que también hay refinamiento en este deportivo. En el interior se han llevado a cabo algunas modificaciones para que su tecnología y calidad no decaigan. Cuenta con el sistema multimedia SYNC 3 con pantalla de 8 pulgadas o un sistema de sonido de doce altavoces. Aunque probablemente lo que más aprecien sus seguidores serán los asientos deportivos Recaro Race con tapicería específica o las molduras de aluminio (de fibra de carbono en opción).

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta