Logo de Noticias Coches
Ford S-Max Hybrid – 16
Mario Nogales

Ford S-Max Hybrid: la electrificación llega al monovolumen

Aunque hubo un momento en el que se dudó de la continuidad de algunos modelos de Ford, al S-Max parece que todavía le queda mucho que decir. El monovolumen grande de siete plazas se actualizó en 2019 y nos tenía guardada otra sorpresa. La electrificación llega a este ejemplar, que a partir de ahora se podrá escoger con la etiqueta ECO gracias a una variante híbrida que se posiciona como la más eficiente de la gama. El Ford S-Max Hybrid ya está disponible con un sistema de propulsión que ya hemos visto anteriormente en el Ford Kuga.

Este modelo lleva un motor de gasolina de ciclo Atkinson con cuatro cilindros y 2.5 litros que va ligado a un pequeño motor eléctrico. A ello hay que sumar la transmisión power-split de la marca y una batería de iones de litio de 1,1 kWh de capacidad. Con estas credenciales, el Ford S-Max consigue una potencia de 190 CV, lo que le permite realizar una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. Aunque más interesantes serán sus cifras de consumos y emisiones.

El nuevo S-Max Hybrid homologa un consumo de combustible de 6,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de entre 146 y 147 g/km según el ciclo WLTP. De este modo, esta versión puede rivalizar con las variantes diésel EcoBlue, reduciendo sus emisiones en un 10 %. Como buen híbrido convencional, la batería de 1,1 kWh formada por 60 celdas se va recargando sobre la marcha por la inercia o las frenadas. Destaca por su tecnología de refrigeración líquida y por ocupar muy poco espacio en el interior del monovolumen.

Acepta cargas de hasta casi un metro de alto y más de un metro de ancho entre las ruedas traseras. Incluso utilizándose las siete plazas ofrece un maletero de 285 litros de capacidad. Podría llegar a los 2.200 litros en el caso de abatir la segunda y la tercera fila de asientos y solo viajar en las delanteras. Como dato curioso, la capacidad de remolque es de hasta 1.750 kg en el de cinco plazas (1.560 kg para el de siete). Y dicho interior también está lleno de tecnología.

El Ford S-Max Hybrid recibe una dotación completa con elementos como la instrumentación digital de 10 pulgadas, la conectividad completa con FordPass Connect o el Brake Coach para gestionar el sistema híbrido. Se ofrece con los acabados Trend, Titanium y Vignale; siendo el último el más completo con asientos calefactables, refrigerados y con función masaje (entre otras). Ya está disponible este modelo «made in Spain«, que se ensambla en la planta de Ford en Almussafes.

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • Ford
  • Ford S-Max