Habitual ya en el sector de las nuevas tecnologías, donde las principales compañías se han aliado con desarrolladores independientes para la creación de aplicaciones relacionadas, era cuestión de tiempo que la practica también se hiciera hueco en la industria de la automoción.

El último en apuntarse ha sido Ford, el fabricante norteamericano, que ha presentado la nueva plataforma Open XC, para animar a los desarrolladores a buscar nuevos horizontes mas allá de los nuevos dispositivos móviles, creando contenidos para la próxima generación de los coches inteligentes del futuro.

Para llevar a cabo la iniciativa, Ford firmó hace unos meses un acuerdo de colaboración con la empresa Bug Labs para el lanzamiento de Open XC, un espacio donde los interesados podrán encontrar todo tipo de herramientas y guías de apoyo para facilitar la creación de las aplicaciones.

El anuncio ha tenido lugar durante la conferencia TechCrunh Disrupt donde además, responsables de Ford han enfatizado en su apuesta por el software libre y es que todas las aplicaciones que finalmente sean incorporadas a los vehículos serán de estructura de código abierto.

Además, el nuevo soporte será capaz de interactuar con Sync, el sistema desarrollado por Ford que ya forma parte de más de 3 millones de vehículos y cuyas herramientas esperan poder mejorar gracias a la colaboración de los desarrolladores independientes.

Según ha confirmado K. Venkatesh Prasad, técnico de la unidad de investigación e innovación de Ford, una vez consolidada el Open XC, el siguiente objetivo estará centrado en el lanzamiento de los kits de desarrollo.

Este tipo de tecnología aplicada al mundo de la automoción cuenta con un prometedor precedente en un programa que permite hacer de forma automática chek-in en Foursquare, la popular red social de geocalización, al llegar a un punto determinado que ha sido seleccionado previamente por el conductor. Además, ya está en el mercado un software capaz de leer automáticamente información relacionada con los puntos de interés marcados en un ruta.

Vía: Theinquirer

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta