En la Fórmula 1 el margen de error debe reducirse al mínimo y, al mismo tiempo, todo debe hacerse más rápido. Unir estos dos axiomas casi antagónicos solo pueden conseguirse aplicando la ingeniería más avanzada del mundo.

Uno de los ingenieros que trabaja con estas innovaciones es el ingeniero industrial español José Manuel Baena, especializado en automoción deportiva trabajando en el equipo de Fernando Alonso en Oxford (Inglaterra). Fue entonces cuando se quedó fascinado por el potencial de los últimos avances… y empezó a ver de qué forma podría aplicarse a otros sectores.

Este fue el punto de partida de Breca Health Care, una empresa donde la ingeniería punta se pone al servicio de la medicina, sobre todo de la traumatología y la ortopedia. Su trabajo consiste en integrar técnicas del sector automovilístico en el diseño y fabricación de prótesis y piezas ortopédicas personalizadas, al mismo tiempo que se reduce el tiempo postoperatorio (que se hace más llevadero para el paciente).

Mientras estudiaba en Oxford, Baena conoció al ingeniero de materiales Pedro Jesús Raya, con quien fundó la empresa. El financiero Sergio Arráez aportó el dinero y la visión clínica la puso el especialista en traumatología y cirugía ortopédica Antonio Ríos Luna.

De esta forma incorporaron al mundo sanitario tecnologías muy comunes en automoción o aeronáutica, como el diseño personalizado por ordenador, análisis por elementos finitos o dinámica computacional de fluidos.

Una de las mayores líneas de innovación es facilitar el trabajo del profesional sanitario para que las operaciones quirúrgicas tengan mayor éxito. Si el cirujano tiene la geometría exacta de la pieza ósea que va a intervenir semanas antes de la operación podrá planificar todo lo necesitario y llevarlo a quirófano ya preparado para que la operación dure menos. Se podrá aplicar en traumatología, pero también en cirugía cardiovascular.

Se utilizarán materiales muy diversos, desde peliamidas a materiales polímeros. Como la fabricación personalizada es excesivamente cara se utulizan tecnologías de fabricación aditiva por capas, hasta hacerlo incluso más barato que un artículo fabricado en serie, ya que no se necesita un molde

“En 2012 queremos seguir combinando tecnología y biología y expandirnos en el campo de las terapias regenerativas”, asegura Baena.

Fuente: Breca Health Care

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta