El GPS es uno de esos elementos que han marcado una época, al menos en el mundo del automóvil. Unos años atrás era el dispositivo independiente que se fijaba en la luna delantera para dirigirnos al destino deseado y ahora en la mayoría de vehículos se integra en una pantalla táctil que ocupa buena parte del salpicadero. El caso es que algunos GPS podrían empezar a tener fallos debido a una actualización que tendrá lugar esta misma semana.

El próximo 6 de abril tiene lugar un cambio importante en el mundo de los navegadores. Estos dispositivos calculan la fecha y la hora actuales teniendo en cuenta una semana cero que fue establecida el 6 de enero de 1980. Pero anteriormente estos geolocalizadores contaban con un sistema de 10 bits para codificar la información temporal. Eso significa que cada 19,7 años (1.024 semanas) se tenía que poner el contador a cero.

Sería algo así como un “efecto 2000” y se conoce técnicamente como el GPS Week Number Rollover (WNRO). El último tuvo lugar el 22 de agosto de 1999 y por lo tanto, si echamos cuentas, resulta que vuelve a tocar este 6 de abril de 2019. En teoría se trata de una actualización bastante sencilla que no debería dar problemas en la mayoría de casos. Sin embargo, ese reinicio de fecha puede provocar una mala comunicación entre los satélites y sus receptores GPS en otros.

Los dispositivos GPS más nuevos no tendrán ningún fallo, sus fabricantes se han encargado de ir lanzando actualizaciones previas para prepararlos para este cambio. Es lo que pasará en un enorme porcentaje de vehículos que lo lleven integrado, en dispositivos móviles (smartphones, smartwatches, etc…) o en los GPS independientes adquiridos recientemente. Los que crean más preocupaciones son aquellos con más de ocho años de antigüedad.

En ese caso es posible que no haya actualizaciones que los hayan preparado para el GPS WNRO y podrían dar fallos, principalmente en cuanto a la hora de llegada al destino. Los grandes fabricantes como TomTom o Garmin ya se han anticipado y están dando soluciones a sus usuarios a través de sus páginas web, permitiendo actualizaciones específicas para aquellos dispositivos que las necesiten.

En definitiva, durante estos días es recomendable prestar atención al funcionamiento del GPS y, si sufre algún tipo de problema, ponerse en contacto con la atención al cliente del fabricante. El tema de reiniciar la fecha y establecer una semana cero cada apenas dos décadas podría solucionarse dentro de muy poco. Ya se están lanzando GPS con sistemas de 13 bits, lo que hace retrasa esa actualización hasta 157 años.

Fuente: OCU

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta