La Gran Vía de Madrid se viste de gala para presenciar la perfecta aparición de un modelo de ensueño que dejará con la boca abierta a más de uno. GT by Citroën se planta en mitad de la Gran Vía y permanecerá ahí anclado hasta mañana lunes, a las 18.00 de la tarde. Así que quien tenga un hueco, que no se olvide de una visita inolvidable.

No hay nada más perfecto en este mundo que ir con la mente vacía por las calles madrileñas y en un momento dado, al ver un tumulto de gente, levantar la vista y ver el modelo que nació en el Gran Turismo 5. Pestañeas varias veces antes de acercarte e incluso lo haces como con vergüenza, no vaya a ser que el modelo, al acercarte, eche a correr calle abajo. O simplemente, sea un espejismo de tu imaginación.

Dicho prototipo forma parte del gran proceso de marketing elaborado para la promoción de la quinta edición de este gran título. Recordemos que se trata de un modelo que se ha llevado a cabo gracias a la colaboración de la empresa Polyphony Digital. Este majestuoso modelo se presentó ante el gran público hace dos años, en el Salón del Automóvil de Ginebra. Tras él, el Salón de París también lo quiso tener entre sus modelos estandarte. Y como no, si estamos ante un deportivo, con propulsor eléctrico que llega alimentado por una pila de combustible capaz de ofrecer una maravilla de la naturaleza. 789 CV de potencia.

GT by Citroën es un modelo vanguardista capaz de dejarte sin aliento con un simple vistazo de un segundo. Cuenta con materiales realmente ligeros que permiten que su peso no supere los 1.400 kilos. Pero no sólo asombra su exterior, su interior no tiene desperdicio. Espacio para dos adultos en su interior, con dos asientos de carreras perfectamente acolchados con su cuero oscuro incrustado.  Además de contar con un cinturón de seguridad de 4 anclajes. Pero lo más sorprendente es ese alerón trasero con unas dimensiones fabulosas que nos hacen creer que el modelo puede saltar de la pantalla a la carretera tradicional en una producción en serie.

Lo dicho, no hay nada como pasear por la Gran Vía y soñar con los ojos abiertos.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta