Si yo te preguntase sobre marcas alemanas de coches, tú me contestarías a buen seguro: Audi, BMW, Volkswagen… pero hay más, aunque no sean tan populares. Y aquí es donde entra el protagonista de nuestro post, bueno, en realidad son dos hijos de una misma madre, la firma germana Gumpert, que ha estado presente en el Salón de Ginebra con su dos Apollos: El Gumpert Apollo R y el Enraged. Y es que el Gumpert Apollo es uno  de los coches de calle más veloces del planeta. Atentos, Lamborghini, Ferrari y compañía, que este modelo con nombre mítico es una amenaza…

La firma de Roland Gumpert ha presentado dos nuevas variantes sobre su ya conocido modelo Apollo. Uno de ellos es el Gumpert Apollo Enraged, una edición especial que destaca sobre todo por su estética exterior, con una pintura que llama mucho la atención. Y el otro es el Gumpert Apollo R, la primera incursión de la firma en los coches de carreras destinados exclusivamente a la competición, con 860 CV y un exterior que te deja con la boca abierta. Vamos por partes. Primero, el R:

En palabras del propio Roland Gumpert, cada vez más clientes pedían un coche así, diseñado única y exclusivamente para los circuitos para eventos privados. Así nació el Apollo R, que también pone sus miras en la competición de GT. Cuenta con motor 4.2 V8 potenciado hasta los 860 CV, gracias a una mayor presión de sobrealimentación, una diferente electrónica o un escape deportivo, y además mejorando la refrigeración del motor. Pero casi le delata más -se trata de un coche de competición- su exterior, con un aspecto tremendamente deportivo. Ha adelgazado hasta alcanzar los 1.100 kg, gracias también a prescindir de todos lujos interiores y dejarlo como lo que es, un espartano coche de competición con un tablero digital presidiendo la consola central.

Apollo Engared

Con este modelo estamos ante algo un poco menos radical, aunque un poqui5to menos, solo. “Enraged” significa enfurecido: bajo este “mote” se encuentra una nueva edición especial del Gumpert Apollo, con detalles de la bandera alemana y una pintura exterior negro mate. Se ha estirado el modelo hasta unos impresionantes 780 CV y dejando el peso en 1.175 kg, por lo que tampoco se queda demasiado lejos del Apollo R. Su apelativo “enraged”, es decir, “enfurecido”, es bastante descriptivo. Radicalidad en estado puro que, ojo, se homologará para carretera.

Gumpert, como buen fabricante alemán, llevará a buen seguro en breve a sus dos coches al Nürburgring-Nordschleife con el afán de mejorar el tiempo marcado por su Gumpert Apollo Sport y demostrar de lo que son capaces.

Galería de fotos del Gumper Apollo Engared y Apollo R:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta