Aquí está la rueda que no se pincha, el Hankook IFlex. Y es que la empresa de neumáticos Hankook ha querido ir más lejos que nunca y ha desarrollado una única estructura capaz de servir al mismo tiempo como llanta y como neumático.

El primer prototipo del diseño Hankook iFlex, que ha sido presentado en el Salón de Frankfurt 2013 este mismo mes de septiembre, se ha  mostrado en un Wolkswagen Up!, modificado por el preparador ABT. Según las primeras informaciones ofrecidas por Hankook, el nuevo diseño iFlex conseguirá una importante reducción del peso del conjunto llanta-neumático. La medidas de este primer prototipo son de 155 milímetros de ancho y 590 milímetros de diámetro,  similares a una llanta de 14 pulgadas.

Hankook iFlex 2Los problemas que tienen los neumáticos es que operan en un entorno en donde tienen que sufrir golpes, soportar los cambios de temperatura y hacer frente a las fuerzas de las curvas, aceleración y frenado. Aunque Hankook no puede solucionar la mayoría de estos problemas, sí ha querido hacer hincapié en reducir el consumo de combustible y las emisiones de ruido en comparación con las configuraciones convencionales, mientras que la seguridad del vehículo se incrementa.

La última vez que una empresa de neumáticos intentó esto fue en 2011, cuando Bridgestone mostró su concepto de neumático sin aire, el Air Free Tire, fabricado con termoplástico reciclable, rodeado por una banda de goma y resina 100% reciclable. Al igual que el Aire Free Tire, el iFlex de Hankook combina la llanta y el neumático en una sola unidad.

Además de no sufrir pinchazos, Hankook ha conseguido ofrecer un producto que no necesita soporte físico de sujeción, como sucede en el resto de neumáticos antipinchazos presentados por otros fabricantes. Por si fuesen pocos argumentos, el Hankook iFlex es reciclable en un 95%, ya que se compone a partir de resinas sintéticas como el poliuretano.

Fuente: Popular Mechanics

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta