Actualmente, un viaje en tren entre Nueva York y Washington DC precisa invertir de 3 a 4 horas, en función de la línea escogida. En unos años, apenas supondrá 29 minutos. Elon Musk ha recibido permiso verbal para construir una línea subterránea de Hyperloop que una el centro de ambas ciudades, con paradas intermedias en Nueva York, Philadelpia, Baltimore y Washington DC.

Musk, el visionario creador de X.com, empresa que dio origen a Pay Pal, y de Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos, ya tiene la autorización verbal para poner en marcha otro de sus grandes sueños: Hyperloop, un medio de transporte del que habló por primera vez en 2013 y que permitirá realizar viajes circulando hasta a 1.200 km/h dentro de un tubo.

Hace justamente un año el proyecto comenzó experimentarse en el desierto de Nevada y el pasado mes de junio superó las primeras pruebas de un prototipo a escala. Y ahora, otra empresa de Musk, The Boring Company, especializada en la construcción de túneles, ya cuenta con los permisos verbales necesarios para poner en marcha el proyecto. Esto indica que, contrariamente a los primeros bocetos del proyecto, el primer Hyperloop será un transporte subterráneo de alta velocidad y bajo coste, algo parecido al metro pero muchísimo más rápido.

Así, las ciudades que el Hyperloop atravesaría dispondrían de varias estaciones a las que se accedería desde la superficie mediante el uso de grandes ascensores. Y los viajes además de rápidos serían económicos. Según Musk, un trayecto de más de 700 km costaría aproximadamente unos 20 dólares.

Musk ha organizado un concurso a escala internacional para conocer proyectos de rutas para el Hyperloop. Se trata de la Hyperloop One Global Challenge, una competición que actualmente se encuentra a la espera de su resultado final y que tienen entre las nueve propuestas finalistas, entre las que se encuentra una española que une Madrid con Tánger a través del estrecho de Gibraltar. Se trata del proyecto presentado por el denominado equipo Primex, una plataforma apoyada por la Fundación Universidad Empresa, que ha dotado de medios a los 25 jóvenes españoles de distintas titulaciones y ámbitos que están desarrollándolo. El equipo ya ha superado el Final Design Weekend donde causó auténtica sensación por su ambición, pues es el único que une dos continentes.

El objetivo del proyecto es unir Europa con África y reduce las cuatro horas de duración del vuelo entre Madrid y Tánger a apenas una hora con el Hyperloop como medio de transporte. La posibilidad de unir una región en vías de desarrollo como Marruecos con Europa acortando tan significativamente la duración del transporte podría producir importantes beneficios tanto en materia de desarrollo social como económico.

Ver galeria (6 fotos)

Fuente: Xataka

Vía: Newspress

1 COMENTARIO

Deja una respuesta