La nueva generación del Hyundai i20 ha venido con cambios sustanciales y parece que los coreanos quieren potenciar su deportividad. Ya se ha hecho a nivel estético con la llegada del acabado deportivo N Line para el utilitario, aunque tenían preparado algo más serio. Se presenta el esperado Hyundai i20 N 2021, una auténtica versión deportiva que utiliza toda la experiencia de la marca en competición. La inspiración no podía venir de otro que no fuera el i20 WRC que tan buenos resultados ha estado dando.

Después del éxito del Hyundai i30 N, uno de los compactos deportivos con más personalidad (como pudimos ver en su prueba), ahora tocaba dar el salto a otro segmento para revolucionarlo. Lo hacen con un ejemplar bien diferenciado del de serie, con una altura rebajada en 10 mm y una evolución del lenguaje de diseño Sensuous Sportiness que introducía. Comenzando por el color azul Performance exclusivo de los N (hay otros cinco tonos más) y la configuración bitono con el techo en negro.

En el Hyundai i20 N también se pueden apreciar algunos detalles en rojo en unos paragolpes específicos que evocan una mayor deportividad. En el frontal, además de los faros LED, destacan la amplia parrilla con el logotipo N o un splitter más prominente. En la vista lateral llaman la atención los faldones y las destacadas llantas de 18 pulgadas con acabado gris mate y pinzas de freno específicas. La zaga se redondea con el spoiler de techo inspirado en el WRC y con un difusor que integra la luz antiniebla y la salida del escape.

En el interior del utilitario deportivo también hay una serie de elementos distintivos. Hablamos de los asientos deportivos con reposacabezas integrados, del volante N (con algunos botones adicionales de lo más interesantes), palanca de cambios exclusiva y pedales deportivos N. Este habitáculo está acabado en color negro e introduce algunos detalles en el color Performance Blue. La instrumentación cuenta con algunos datos específicos de este modelo.

Aunque probablemente lo más interesante de este Hyundai i20 N sea su mecánica. Introduce el bloque de gasolina 1.6 T-GDi con tecnología de duración variable continua de válvulas (CVVD) y exclusivo sistema turbo que se enfría mediante un intercooler y la circulación de agua del motor. Va ligado a una caja de cambios manual de seis velocidades y consigue una potencia de 204 CV y 275 Nm de par, nada mal para tratarse de un coche de este segmento.

De hecho, tiene un peso de apenas 1.190 kg, lo mismo que el i20 Coupe WRC. Gracias a ello consigue unas prestaciones envidiable, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h. Además de eso, el comportamiento será notable gracias a diferencial de deslizamiento limitado mecánico (m-LSD) que es opcional y que ayudará a ofrecer una respuesta más deportiva. El chasis se ha reforzado en 12 puntos diferentes para garantizar que el aumento de potencia no hace merma en la dinámica.

El Hyundai i20 N también cuenta con los modos de conducción Normal, Eco, Sport, N y N Custom. Eso significa que su carácter cambia y que puede ser personalizado por completo. Por no hablar de algunas funciones especiales como el Rev Matching para ajustar las revoluciones durante el cambio de marchas o el Launch Control para una salida perfecta desde parado. Este modelo llegará al mercado a partir de la primavera de 2021.

Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta