El Hyundai i30 N ha sido una auténtica revolución en la marca coreana. El compacto se trata del primer modelo de la submarca deportiva N y ha demostrado ser merecedor del respeto de sus rivales. Aunque hay que tener en cuenta que este modelo parte de 250 CV y que su precio es significativamente superior al del resto de versiones. Para aquellos que busquen deportividad y que no necesitan tanta potencia, ahora llega el Hyundai i30 N Line.

Se trata de un nuevo nivel de equipamiento para el compacto que básicamente intenta dar un toque picante mediante elementos estéticos, sin que haya modificaciones que alteren el rendimiento. Se aprecia en los nuevos paragolpes delantero y trasero, rediseñados y con una línea plateada. También con las llantas de 18 pulgadas, con la salida doble del escape o con la inscripción ‘N Line’ en varios puntos de la carrocería.

En el interior del Hyundai i30 N Line también hay algunas modificaciones. Destacan los asientos deportivos N opcionales, que ofrecen un mayor agarre lateral. De serie vienen el volante deportivo, los pedales metálicos o el pomo del cambio N. El resto de elementos tecnológicos se mantienen igual. Lo mismo ocurre con su habitabilidad, que sigue siendo bastante destacada y que cuenta con un maletero de 395 litros de capacidad.

Aunque hayamos dicho que los cambios no afectan al rendimiento, lo cierto es que Hyundai ha querido darle una puesta a punto ligeramente más deportiva a este modelo. Por eso va calzado con neumáticos PS4 Michelin Performance y recibe unos nuevos discos de freno delanteros de 16 pulgadas. También se habla de ajustes en la suspensión y en la respuesta del motor, que podrá ser tanto el gasolina 1.4 T-GDI de 140 CV como el diésel 1.6 CRDi de 136 CV.

Fuente: Hyundai

Galería de fotos:

Ver galeria (29 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta