Si hay un segmento apretado en la actualidad ese es el de los compactos deportivos. Hay un buen número de vehículos que destacan por sus prestaciones y potencias que en algunos casos superan con creces los 300 CV, como es el caso de los Mercedes-AMG A45, Ford Focus RS u Honda Civic Type R. Pero un escalón por debajo también encontramos alternativas algo más asequibles y todavía bastante rápidas, como es el caso de estos dos modelos.

El Volkswagen Golf GTI es uno de los más reputados en este campo. Por debajo del Golf R, se postula como una opción que aúna deportividad y eficiencia. Y contra el veterano contendiente se enfrenta un recién llegado, el Hyundai i30 N, la versión más deportiva del compacto coreano. Este vehículo se ofrece con dos niveles de potencia, aunque para esta peculiar competición han elegido al tope de gama.

De esta forma tenemos por un lado al Golf GTI con su motor 2.0 TSI de 230 CV y por el otro al i30 N con una mecánica también de 2.0 litros turbo, pero que alcanza los 275 CV. Inicialmente la diferencia de 45 CV en coches de tracción delantera y peso similar podría ser demasiada. Para comprobarlo los enfrentan a tres carreras de aceleración de un cuarto de milla: una con Launch Control activado, otra con esa función desactivada y la tercera con el control de estabilidad también desactivado.

Tras ver el vídeo queda comprobado que, efectivamente, la diferencia es excesiva y el Hyundai i30 N se impone en todas las carreras. La distancia parece significativa y CarAdvice afirma que el mejor tiempo del coreano fue de 14,365 segundos, mientras que el Golf GTI lo hizo en 14,787 segundos. Nos quedamos con las ganas de ver el resultado si el i30 N hubiera sido el de 250 CV y se hubiera enfrentado a un Golf GTI Performance de 245 CV.

Fuente: CarAdvice

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta