Según las conclusiones del estudio “Contribución de la Inspección Técnica de Vehículos a la Seguridad Vial”, realizado por el ISVA (Instituto de Seguridad Vial de los Vehículos Automóviles Duque Santomauro) de la Universidad Carlos III de Madrid, las inspecciones técnicas obligatorias reducen en 8,500 los accidentes que se producen al año. Esta cifra representaría el equivalente a 400 víctimas mortales y, aproximadamente, 12.000 heridos menos.

El estudio también señala que , si un 15% de los vehículos que no realizan la inspección ,realmente lo hiciesen, se evitarían 1.500 accidentes. Llevar a cabo esta medida reduciría los heridos en más de 2.000 y las víctimas mortales en 75.

Durante el pasado año se registraron un total de 14.929.441 vehículos inspeccionados por las ITV del territorio español, aproximadamente 882.000 más que en 2008. De los vehículos que se rechazaron en una primera inspección (3.032.184, equivalente al 20.3 %), tan sólo el 5.6 % lo fué en una segunda revisión. Las razones que obligaron a estos automóviles a realizar una segunda inspección estuvieron motivadas por falta de requisitos en materia de seguridad y por producir elevadas emisiones de CO2.

Porcentualmente, los vehículos más rechazados fueron los camiones para el transporte de mercancías (más de 3.5 toneladas) con un 33.6 %, los autobuses con un 25.5 % y los remolques con un 24.8 %.

Por lo que respecta a los defectos graves detectados, las luces ocuparían el primer lugar con un 22.8 %, las ruedas y la suspensión le seguirían con un 19.3 % y los frenos representarían el último lugar con un 17.4 %. Entre los defectos leves, el alumbrado también fue uno de los más habituales con un 36.6 %, el motor y la transmisión en segundo lugar con un 1.4 %, seguido de la carrocería, chásis y frenos con un 12.7%.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta